Marino y la ley de aborto: «Estoy obligado a palpar el sentimiento de los pampeanos antes de decidir»

1045
Compartilo:

Buenos Aires (2b)- El senador nacional por La Pampa, el radical Juan Carlos Marino, marcó su postura respecto a la votación en el Senado de la ley de aborto legal en medio de las especulaciones que marcan su postura en favor de la norma, y en ese marco expresó que está «obligado a palpar cuál es el sentimiento de la comunidad de La Pampa respecto al aborto y luego sí tomare mi decisión final».

Marino, en diálogo con 2b y al tanto de las versiones de medios nacionales respecto a su postura favorable, expresó: «más allá de lo que se diga, la verdad es que voy a escuchar a todo el mundo porque es una ley compleja, difícil y que no tiene amplio consenso. Además hoy, está prácticamente en un empate», al referirse a las posturas de sus colegas en la cámara alta.

En ese sentido, agregó: «por esa razón tengo que escuchar a todos y hablar con todos. En este tipo de leyes estoy obligado a palpar cuál es el sentimiento de la comunidad. Yo represento a La Pampa y tengo la obligación de evaluar bien qué es lo que piensan ellos y luego tomaré mi decisión».

Según el diario Clarín, dentro de Cambiemos, el bloque de la UCR, que tiene 12 senadores, muestra un panorama parejo y aseguran que además de Naidenoff (Formosa), se pronunció a favor Pamela Verasay (Mendoza), y en el espacio ya contabilizan a Eduardo Costa (Santa Cruz), María Belén Tapia (Santa Cruz) y Juan Carlos Marino (La Pampa), como otros votos afirmativos.
Marino, sin embargo, prefirió pedir cautela en torno a su voto, aunque dejó en claro que la postura reinante en La Pampa tendrá un peso definitivo a la hora de su decisión.

Por otra parte, Marino este fin de semana realizó una intensa actividad, principalmente en el Barrio Obrero de la Construcción de Santa Rosa, donde miró junto a un centenar de niños la transmisión del primer partido de la Argentina en el mundial, en el comedor de ese barrio donde asisten diariamente.

Del encuentro también participaron los chicos que pertenecen a las escuelas de fútbol Los Cebollitas, Los Dieguitos y Ananía quienes recibieron camisetas de la selección y pelotas del mundial para poder utilizar en sus prácticas.

«Faltó la alegría de una victoria que seguramente llegará, pero me llevo la alegría de ver a todos esos chicos que pudieron disfrutar en una gran pantalla el partido y alentar a nuestra selección junto a sus amigos, en un lugar que los recibe diariamente para satisfacer sus necesidades básicas y que hoy se ha transformado en un sitio que los congregó para compartir una pasión como es el fútbol», dijo Marino.

“El deporte es un gran contenedor social. Los clubes y canchitas de barrio son un lugar donde los chicos se divierten, aprenden a convivir y a tener valores como el trabajo el equipo y la solidaridad. Por eso en este primer partido quisimos apoyarlos y compartir con ellos un desayuno mientras alentamos a la selección”, concluyó.

Compartilo:

Deja tu comentario