El fin de las Lebacs hace zapatear al Banco de La Pampa: Dicen que «están atrincherados» cuidando su «sustentabilidad»

1127
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- La decisión del Banco Central de achicar de manera agresiva el stock de Lebacs, significó para muchos un codazo en los dientes, principalmente para los bancos, que vieron en estas letras uno de los pocos refugios seguros para combatir la inestabilidad que reina el país. Pero claro, la decisión de limpiar el mercado es, por estas horas, casi un golpe de nocaut para el Banco de La Pampa, que llegó a tener el 47 por ciento de sus recursos en Lebacs. Pero hay más: el propio titular del Banco, Alexis Iviglia, contó que en el inicio de 2018 la entidad tenías un capital de 100 millones de dólares, que en ocho meses se convirtió en sólo 75 millones por la devaluación.

“La situación es tremendamente delicada. En el directorio están atrincherados cuidando la sustentabilidad del banco”. No lo dijo un cajero, ni nuestra tía. Lo expresó ayer nada menos que el presidente Iviglia, al brindar un panorama sombrío del presente de la entidad ante los diputados de la Comisión de Hacienda. El funcionario, incluso, dejó en claro que esta situación traerá aparejado «problemas en la cadena de pagos» del BLP.

Pero primero, nos ponemos en contexto con los anuncios del Banco Central (BCRA) y el Ministerio de Hacienda en el marco de las medidas para contener la grave crisis financiera. Entre la batería de anuncios, sobresalió la decisión de intentar contener la fuerte suba del dólar derrumbando el stcok de casi un billón de pesos en Lebacs, volviendo a licitiar  notas del Central (Nobac) y las famosas Letes, Letras del Tesoro.  En ese marco, el BCRA le prohibirá a los bancos que compren Lebacs para sí mismos, aunque podrán hacerlo a cuenta y pedido de sus clientes. Según el gobierno, podrían ofrecerles a las entidades Notas o bien otras opciones, pero aún así -hoy por hoy- la situación es compleja.

«Tenemos 11 mil millones en préstamos y 22 mil millones en depósitos y podíamos mantener la tasa de interés o subirla mucho menos que el resto de los bancos, como así también tener un descubierto al 52%, porque parte de los recursos del BLP estaban en Lebac o sea al 47%. Ahora, con las determinaciones del Banco Central, esa parte del patrimonio verá su renta reducida y tendremos que adaptarnos”, explicó Iviglia ante los diputados, dando cuenta del alcance negativo de esta medida.

Pero más gráfico aún fue el director Carlos Pessi: «Veníamos en una pista de esquí y hoy estamos en la montaña rusa», dijo, y agregó: «Veníamos recontra bien», pero ahora con esta tasa de interés y la inestabilidad cambiaria, la imprevisión es la que reina».

Por eso, Iviglia inmediatamente sumó: «La situación es tremendamente delicada y por eso el directorio está atrincherado cuidando la sustentabilidad del banco, siendo extremadamente prudentes en cada decisión que toman, cuidando la solvencia y la liquidez».

A la vez, detalló que «cuando iniciamos el año teníamos un capital de U$S 100 millones y hoy tenemos U$S 75 millones, por la devaluación.  Cuando en octubre pasado elaboramos nuestro presupuesto prevíamos, como mucho, una inflación del 20 % y terminará siendo de más del 30%; mientras que el jueves pasado la tasa monetaria fijada era del 40% y el lunes ya era del 45%».

«Si bien prestamos menos pero seguimos ganado dinero, lógicamente los empresarios al postergar sus decisiones de inversión hacen que el crédito se contraiga y esté hoy muy retraído tirando a cero y ya prevemos que vamos a tener problemas en la cadena de pagos», concluyó.

Compartilo:

Deja tu comentario