Lovera fue reelecto en el CEC acompañado del 50% de mujeres en la conducción y con críticas al gobierno nacional

696
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- Daniel Lovera fue reelecto en su cargo al frente del CEC de General Pico acompañado por el 50% de muejres en la comisión directiva. El dirigente también es senador peronista, y ni bien cerró el comicio cargó duro contra las políticas del gobierno de Mauricio Macri, en consonancia con el gobernador Carlos Verna, quien mantiene un feroz enfrentamiento con el gobierno nacional.

“Muchos de nuestros trabajadores están quedando por debajo de la línea de pobreza”, dijo el también legislador nacional del PJ pampeano.

En el marco de las elecciones de autoridades en el Centro de Empleados de Comercio de General Pico, su secretario general reelecto, Daniel Lovera, también reflexionó sobre el impacto de la crisis nacional en los mercantiles pampeanos.

“El Gobierno Nacional debe entender que, la responsabilidad del Estado, es priorizar el bienestar de las personas; organizando políticamente procesos que representen una gestión de gobierno que pueda articularse con el mundo a partir del compromiso social y de demostrar con hechos la decisión de fortalecer el verdadero motor productivo del país: la fuerza de los trabajadores. Sin embargo nada de esto está sucediendo. Estamos ante la presencia de una crisis de carácter general, cuyo impacto provoca inestabilidad, volatilidad económica y malestar social”, analizó Lovera.
«Quienes tenemos responsabilidad institucional debemos conocer la realidad de cada uno de los sectores e involucrarnos con ella. Hoy lo hacemos desde la oposición. Contamos con los diagnósticos y estamos elaborando propuestas alternativas. Un plan con vistas al crecimiento y al desarrollo de una nación nunca va a tener recetas de ajuste aplicadas a aquellos que menos tienen. El pronóstico es muy desalentador. Los empleados de comercio, a quienes represento, no son ajenos al impacto de esta realidad. Cuando la Canasta Básica Total (CBT), según el INDEC, ya supera los $ 19.000, nos conmueve la realidad de saber que el salario de bolsillo de los mercantiles pampeanos apenas llega a ese monto. Debemos ser conscientes de que muchos trabajadores de nuestro gremio están quedando por debajo de la línea de pobreza».
Lovera también habló de la inflación y el costo de vida, y consideró que algunos sectores son más perjudicados que otros.
«Un alquiler promedio para una familia es de $ 10.000 en La Pampa, y la inflación no parece calmarse, al contrario, nos encontramos con un mercado de consumo retraído y con recesión, es decir, cada vez hay menos trabajo; y el problema no solo impacta a los empleados, impacta también a los comerciantes y a la pequeña y mediana empresa especialmente. Las políticas de ajuste, en perfiles de gobierno gerenciales como el de Mauricio Macri, provocan el mayor daño sobre las variables que destruyen la microeconomía y la economía familiar, comunicando, falazmente, que los recortes se hacen sobre el gasto social. Hay una ecuación sencilla, cuanto menos humanizada esté la economía, mayor será el gasto social porque impone una asistencia per se», reflexionó.
El dirigente también analizó la suba en los medicamentos durante la actual gestión nacional. Por eso dijo que «yendo a los números oficiales encontramos que, en un relevamiento de 120 drogas de consumo masivo, tenemos un aumento del 129,5 % en medicamentos en los últimos dos años y medio: 22 puntos porcentuales incluso por encima de la inflación. Esto habla a las claras de cómo talla la inflación la sensación térmica de la sociedad potenciando el problema. Demás está decir que los salarios quedaron ya muy abajo, en el acuerdo paritario, de lo que representa la carrera inflacionaria. Como problema debemos agregar que, en muchos casos, hay incumplimiento en tiempo y forma de la pauta salarial, reflejándose eso en la merma de los servicios de la obra social y la cobertura sindical».
Con respecto al mercado laboral también hizo su reflexión. Y comentó que «hoy tenemos una desocupación de dos dígitos (14 %), así se hace también difícil pensar en el camino de la confrontación para obtener respuestas sindicales. Tenemos la responsabilidad de ocuparnos de ser escuchados con la conciencia de saber que, los ajustes pautados para los próximos seis meses por el Gobierno Nacional, van a provocar más desocupación y mayor conflictividad social. Es una crisis que tiene un impacto transversal y el comercio no va a ser ajeno a esto. En La Pampa, contamos con la fortaleza de un gobierno que, liderado por Carlos Verna, sabe gestionar políticas de Estado que aportan a la estabilidad».

Con respecto a la negociación para encarar los acuerdos por sector en el futuro expresó que «se hace indispensable la concertación y el diálogo de los distintos actores institucionales. Cámaras empresariales, de comercio, CGT y sectores marginados de esta economía son fundamentales en la elaboración de los consensos que redundarán en propuestas para frenar los avasallamientos. No podemos imaginar un país en el que la dignidad del trabajador y de su familia se vean inescrupulosamente vulneradas. Nosotros siempre trabajamos proactivamente para paliar cualquier causa que represente conflictividad social y nos hemos mostrado preparados para promover el diálogo, pero es importante que, conociendo la transversalidad de los problemas que golpean hoy a Argentina, entendamos que esta intención debe estar avalada por las acciones de un Estado presente que se responsabilice de gestionar para el bienestar de los trabajadores».
Sobre el proceso electoral en el Centro de Empleados de Comercio de Pico indicó que «la familia mercantil nos ha dado la confianza y el valor para seguir representándolos. Sentimos mucho orgullo, una gran responsabilidad y nos preparamos para nuevos y enormes desafíos. Para esta próxima gestión tenemos dos objetivos claramente definidos. Primero, seguir trabajando, todos los días, para evitar el avasallamiento de los derechos de los trabajadores, para protegerlos y brindarles la contención y la ayuda que necesitan para seguir adelante. Segundo, promover, más que nunca, el diálogo sincero y la negociación con empresarios y comerciantes a los fines de reforzar lazos cuidando a nuestros representados. Debemos blindar las normas laborales ante la presencia de un Estado que perjudica y debilita a los trabajadores y sus organizaciones».

Mariana Raimondi, flamante secretaria adjunta, habló sobre el compromiso con su nuevo rol. Dijo que “en primer lugar, quiero destacar la generosidad y la gran responsabilidad de nuestro secretario general, Daniel Lovera. Él ha sabido escuchar muy bien a las mujeres que formamos parte de esta gran familia mercantil”, indicó.

Y agregó: “ha demostrado con hechos su iniciativa sobre la equidad de género llevándonos a pensar que, nuestra militancia institucional, nos compromete a lograr que este siglo que vivimos sea el siglo de la mujer. Transitamos épocas de derechos conquistados que serán irrenunciables y que le dan un marco de justicia largamente trabajado, a nuestra sociedad, en cuestiones de género. La nueva comisión directiva posee, tal como lo solicita la legislación nacional, el 50 % de cargos ocupados por mujeres. Ser parte de esto es una gran satisfacción porque nos sentimos protagonistas de la historia”.

“En esta institución he aprendido mucho, sobre todo he aprendido a trabajar pensando en los demás; la empatía es lo que nos hace grandes, ponernos en el lugar del otro, y a partir de ahí, comprenderlo y ayudarlo a resolver sus problemas. Tengo muchas ganas de trabajar por cada uno de nuestros empleados de comercio, que son nuestra familia, trabajando también por nuestra querida ciudad. Agradezco a todos, en mi nombre y en nombre de Daniel Lovera, por esta gran oportunidad”, finalizó.

Compartilo:

Deja tu comentario