Se unió el club de la alergia a Cristina: Urtubey, tras los palos a Verna, promocionó la unión del peronismo «no alineado» con Massa y Schiaretti

874
Compartir:

Buenos Aires y Santa Rosa (2b)- El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba), y el jefe del Bloque Justicialista del Senado, Miguel Ángel Pichetto, se reunieron este jueves para dar una clara señal política del peronismo que pretenden para los próximos comicios. Consumada ya la fractura entre los gobernadores «blandos» y los férreos opositores al Presupuesto y las políticas de Mauricio Macri, encabezados por Carlos Verna y el puntano Alberto Rodríguez Saá, estos cuatro dirigentes suponen la unión del peronismo con «el límite en Cristina». Aunque claro, hasta hace poco Massa estaba en el otro bando y hasta visitó a Verna en La Pampa.

Verna y Massa

Las diferencias entre los gobernadores peronistas no son, a esta altura, ningún misterio. Es que el 11 de septiembre, durante la reunión de mandatarios en CFI en Buenos Aires, Verna tiró una granada que le explotó al cordobés Schiaretti y al salteño Urtubey: «Hay gobernadores peronistas más cercanos a Macri que a Perón», tiró el pampeano previo al encuentro en el que manifestó su oposición al proyecto de Presupuesto 2019 que pretende impulsar Nación, con fuertes recortes a las provincias.

El que recogió hace poco el guante fue Urtubey, quien calificó a Verna como «parte de la vieja política», dejando en claro las profundas diferencias. Y ahora, junto a estos tres dirigentes de peso, parece haber consumado el «peronismo alternativo». El límite es claro, un peronismo sin Cristina Fernández de Kirchner, mientras que en la otra orilla se sitúan Verna y varios dirigentes, que consideran que el peronismo «debe incluir a todos» de cara a 2019.

En su encuentro, los principales dirigentes del peronismo no alineados con la ex presidenta anunciaron «la construcción de una alternativa para la Argentina».

En el comunicado conjunto posterior al encuentro, los cuatro dirigentes afirmaron que «Argentina necesita un proyecto político que supere el pasado y sea capaz de devolverle las ilusiones a los argentinos» y afirmaron que van a «abrir las puertas, la cabeza y el corazón a todos aquellos que se sientan identificados con esta propuesta».

«Representamos hoy al peronismo democrático, republicano y federal. Ese que siempre escuchó al pueblo, que aprendió de sus errores y supo renovarse y cambiar», señalaron.

Massa y Verna

Parece una eternidad, pero fue a principios de julio en Santa Rosa. Aquella vez, Verna recibió a Sergio Massa cuando el 2019 parecía demasiado lejano y aún no se había consumado ni siquiera el estallido económico con la fuerte devaluación que llevó el dólar a 40.

Ambos dirigente, hablaron en general, pero llegaron a las coincidencias a la hora de hablar del futuro del peronismo y de buscar una cohesión «con el límite en Macri y no en Cristina». Parece que ahora, Massa entendió que su lugar está en otro lado y el peronismo, mientras tanto, se muestra más disperso que nunca a un año de unos comicios claves.

Compartir:

Deja tu comentario