Una fiesta de polis terminó con tres muertos en Santa Rosa: Se reventaron a balazos dos federales y un penitenciario por una discusión

2536
Compartilo:

Foto: El Diario.

Santa Rosa (2b)- Dos polícías federales y un penitenciario desataron esta madrugada una verdadera masacre en un complejo de departamentos del barrio de Villa Santillán y terminaron todos muertos. Según los investigadores, se desató una brutal balacera a partir de una discusión por los ruidos molestos que provenían de una fiesta de los azules de la federal. Se supo que el guardiacarcel, de 43 años, irrumpió en el departamento superior, y después de un intenso intercambio de disparos, hasta con una escopeta de por medio, mató a los jóvenes efectivos, ambos de apenas más de 20 años, para luego quitarse la vida en su casa con un disparo en el pecho.

Los investigadores del caso confirmaron que el suceso tuvo lugar en un complejo de pequeños departamentos situados en José Ingenierios al 1.100. Las víctimas fueron identificadas como el suboficial ayudante David Garnica (*foto) y el subinspector Gabriel Díaz, ambos de la PFA, y el penitenciario Jose Pablo Martínez ,de 43 años.

Se supone que todo comenzó en el departamento de Díaz, en el primer piso, donde se encontraba acompañado de Garnica. Tras el festejo que ocupó gran parte de la madruga, el penitenciario Martinez -quién vivía en planta baja-, subió al primer piso donde inició la discusión que terminó con unos 20 disparos de por medio.

El penitenciario, luego de dar muerte a los federales, padeció algunas heridas, pero murió cuando bajó hacia su departamento, donde se disparó con una escopeta.

La fiscal Selva Poggi, presente en el lugar cerca del mediodía, aseguró que aún no se pueden confirmar las circunstancias del suceso porque restan pericias, pero aseguró ante la prensa que “se sospecha que sería un intercambio de disparos».

A la vez, indicó que  el hecho se habría producido a las 3 de la mañana, pero más tarde un compañero de una de las víctimas al volver a su casa habría descubierto los cadáveres, pasadas las 6 am.

Iugualmente, con el transcurso de las horas se empiezan a conocer más detalles y se cree que el penitenciario irrumpió por la fuerza en la vivienda en la que estaban los federales, desatando la masacre. De hecho, ambos policías muertos presentan disparos por la espalda.

Compartilo:

Deja tu comentario