Les dieron un fustazo en el lomo con el cronograma: Los radicales y el PRO quedaron asfixiados y con un mes para definir todo

638
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- Lo que no pudieron hacer en más de 3 años lo deberán hacer en poco más de un mes. Una soga al cuello en términos políticos, sobre todo para la UCR. Es que, al confirmarse este marte el cronograma electoral, si lo pensás en frío y desde la realidad de Cambiemos, suena a utopía ponerse de acuerdo. Y si no pensá: Mientras recién a fin de mes se conocerá el resultado de la encuesta que podría dirimir el candidato mejor posicionado de los 3 que aspiran a representar a la UCR, por delante también tienen la potencial interna con Carlos Mac Allister del PRO. Todo esto tiene que saldarse antes del 2 de enero, día del cierre de listas de candidatos, mientras que el 10 de diciembre, en sólo 20 días, se deben presentar las alianzas electorales y el 20 del mismo mes las listas.

Tremendo cachetazo del PJ a sus rivales, hay que reconocerlo. El cronograma es un fustazo en el lomo que no hace más que agitar aún más el escenario complejo que transitan.

La Unión Cívica Radical está sumida en una profunda disputa de cara a los comicios 2019. El desdoblamiento y el cronograma apretado pone a los tres candidatos en un gran dilema, porque además aún resta la interna de Cambiemos.

El partido anunció que contratará a una encuestadora “neutral” para medir a Juan Carlos Marino, Francisco Torroba y Daniel Kroneberger, y luego se sumó una segunda. La oficial será la de Poliarquía, mientras que Aresco, de Federico Aurelio, también hará su trabajo pero para el senador Marino. Así lo hizo saber ante las autoridades partidarias el candidato. Pero, a partir del anuncio de Bensusán, no se sabe qué pasará.

Además, desde el otro lado, el candidato del PRO Carlos Mac Allister justamente el lunes dijo a dosbases que las indefiniciones del radicalismo conspiran contra el objetivo de Cambiemos de lograr arrebartarle la provincia al PJ. «Si logramos esquivar la interna tenemos serias chances de ganar, pero el radicalismo está con indefiniciones», sostuvo el ex funcionario nacional. Esta dormida, aprovechada magistralmente por el peronismo, podría ser un golpe de efecto duro. El escenario, ya avisan, cambiará a partir de esta realidad.

 

Compartilo:

Deja tu comentario