Más urgencia que necesidad: «Los decretos de Macri achican el Estado y agrandan negocios de sus amigos», advirtió Ziliotto, que quiere debatir en el Congreso

838

«Para Macri el futuro del deporte argentino pasa por un gran negocio inmobiliario», dejó en claro Ziliotto al enterarse de la novedad, adelantada por dosbases el fin de semana.

Según publicó el periodista que destapó las intenciones del gobierno nacional, Ernesto Rodríguez III, la premura está dada en la misma naturaleza del DNU, que una vez firmado por Macri debería ser ratificado en diez días hábiles por una comisión bicameral. Claro que, al estar en receso el Congreso, los plazos pueden extenderse.

A partir de este panorama, Sergio Ziliotto explicó en diálogo con 2b: «los DNU tienen vigencia inmediata y sólo la pierden cuando las dos Cámaras lo rechazan». Y añadió: «Existe un proceso previo que implica la reunión de una Bicameral, pero aunque emita dictamen negativo eso sólo tiene vigencia para el tratamiento en Cámaras. En lo concreto se necesitan que las dos cámaras lo rechacen, es decir que al día de hoy este decreto tiene vigencia y es más que preocupante».

El decreto de Macri se oficializó este miércoles, pero el fin de semana Rodríguez III había detallado los planes del hasta hoy reemplazante de Mac Allister, Diógenes de Urquiza, quien allanó el camino a la virtual “privatización del deporte”, bajo el DNU 92/2019 firmado por el propio Macri.

Con esta medida, según los especialistas, se pondrán los bienes del Estado al servicio del mercado. Incluso, la nueva agencia ya «alquiló» el Cenard en 5 mil dólares.

Es que el patrimonio inmobiliario que implican los lugares de entrenamiento para atletas, entre ellos el gigantesco Cenard, más espacios recreativos y hasta turísticos, serán administrados por una Agencia mixta. El gobierno utilizó el argumento tradicional: “Lograr la utilización racional de los recursos públicos para potenciar una gestión más eficiente”.

Compartir:

Deja tu comentario