Otra que “Funes, el memorioso”: un comerciante de Rancul fue agredido porque reconoció al ladrón que le robó hace cuatro años

725
Compartilo:

Santa Rosa (2b) – La verdad que no sabemos si el comerciante en cuestión sufrió el mismo golpe que el protagonista del cuento de Jorge Luis Borges: Ireneo Funes, quien después de caerse de su caballo y recibir una mala lesión en la cabeza, adquirió el asombroso talento -o maldición- de recordar absolutamente todo. Sin embargo, el propietario del “Mercado Lilo” goza de una muy buena memoria visual aunque algo cargada de rencor.

El pasado lunes, al negocio de Rancul ingresó una pareja joven a realizar compras, como cualquier otro vecino. El propietario reconoció a uno de sus clientes como el joven que, cuatro años atrás, le robó en ese mismo negocio. En ese momento, el comerciante lo capturó y lo entregó a la Policía, aunque no hubo sanciones porque el muchacho era menor de edad..

Disgustado con la presencia del ladrón, el hombre de 61 años le pidió que se fuera del negocio, que iba a atender sólo a la mujer. El joven hizo caso a la petición, salió a la calle y esperó a su compañera de compras.
Cuando la mujer salió del comercio, se acabó la paz. El muchacho rompió una de las vidrieras a piedrazos y, obviamente, el dueño salió a la calle pero fue recibido a golpes de puño por parte del joven.. Hubo un forcejeo ya que el comerciante intentaba retener al delincuente para llamar a la Policía pero el chico logró zafarse y huir, tirando al piso al sexagenario.

El propietario del mercado fue atendido en el hospital local por los golpes que recibió en sus ojos y boca. Posteriormente radicó la denuncia correspondiente en la Comisaría de Rancul y el personal policial notificó en libertad al joven, dejándolo a disposición del doctor Damián Campos, de la Fiscalía Temática de Delitos Contra la Propiedad de la Segunda Circunscripción Judicial.

Compartilo:

Deja tu comentario