El que a churrasco mata, a fruta muere: Brasil aplicó a Neuquén y Río Negro su «status», como hicieron con La Pampa, y les rebotaron toneladas de pera por tener larvas

224

Buenos Aires y Santa Rosa (2b)- Ahora entienden lo que es estar del otro lado del mostrador. Río Negro y Nequén, las dos provincias que se oponen ferreamente al ingreso de asado pampeano invocando su presunto status sanitario elevado y libre de aftosa sin vacunación, cayeron víctimas de su propia trampa en Brasil: Este martes, el presidente de la Federación de productores de fruta de Río Negro y Neuquén, Sebastián Hernández, informó que autoridades sanitarias del país vecino en los últimos días han rechazado en la frontera siete camiones que transportaban cerca 147 toneladas de fruta a ese destino, por presencia de larvas vivas de caporcapsa.  “Esto genera mucha preocupación en el sector”, dijeron.

Se trata de un cargamento de peras y manzanas desde la zona del Alto Valle de Río Negro rumbo a Brasil, país que tiene un status sanitario superior al de Argentina respecto de la carpocapsa con tolerancia cero. El referente frutícola adelantó que se realizarán reuniones en los próximos días con autoridades del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y productores para evaluar la situación.

Hernández , en declaraciones a la agencia Télam, detalló que “en estos controles han encontrado larvas vivas, es lamentable que suceda esto pero es algo que está sucediendo por el hecho de la situación económica por la que atraviesan los productores”.

Para el productor «esto se generó en gran medida a que han dejado de hacer tareas culturales, debido a la suba del dolar, los productores terminaron haciendo menos curas».
«Sumados al hecho del clima que tampoco acompañó, lo que generó todo un caldo de lo cual hay mucha preocupación por el tema carpocapsa a nivel regional”, detalló.

Sobre el destino de la fruta frenada en la frontera Hernández explicó que, “una vez que no se permite el ingreso se dan dos situaciones, por un lado la fruta que sale y la rebotan termina quedándose en el mercado interno nacional, y por otro lado la fruta que está guardada en algún galpón queda en cuarentena o en frío”.
«Hasta el momento hay algunos galpones inhabilitados para transportar fruta a Brasil pero habrá que ver en los próximos días luego de las reuniones con gente del Senasa», precisó.

 

Compartir:

Deja tu comentario