La UCR y el PRO, en su peor momento: Cornejo dijo que “votaría a un radical antes que a Macri”, y estiman que Kroneberger “tiene altas chances”

170

Santa Rosa y Buenos Aires (2b)-  La UCR ya no esconde más sus diferencias con el PRO, y así lo deja de manifiesto no sólo a través de sus corrientes disidentes, sino que ahora se suma la propia dirigencia. Así lo manifestó sin vueltas este fin de semana el líder de la UCR nacional y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, quien aseguró: “votaría a un radical antes que a Macri”. Paralelamente, se espera con expectativa la primera gran medida entre radicales y macristas, con el enfrentamiento del domingo venidero, en internas, entre Daniel Kroneberger y Carlos Mac Allister. A eso sumale que, nada menos que en Córdoba y Santa Fe, la UCR también presenta candidatos propios contra el macrismo: “El radical Kroneberger tiene altas chances de derrotar al ex secretario de Deportes Mac Allister”, analizó por su parte el diario La Nación.

Cornejo aprovechó el fin de semana para avisar lo mal que vienen las cosas con sus grandes socios en Cambiemos: “Los argentinos optamos, no elegimos”, sostuvo en una nota a Perfil y señaló que “las opciones se van planteando según la viabilidad de cada candidatura”.

Cornejo, quién decidió desdoblar las elecciones en Mendoza de las nacionales -para el 29 de septiembre próximo- sostuvo que el próximo gobierno nacional, que surja de las urnas, “va a tener desafíos que van a requerir un sólido poder político, mayor solvencia para lograr cambios estructurales”. Por ello, en la coalición que integra el PRO, la UCR y la Coalición Cívica en Cambiemos dijo que el radicalismo debe tener “un lugar más preponderante” y además “debemos mostrarnos mucho más plurales, menos PRO y más Cambiemos”, dijo.

En cuanto a las chances electorales del oficialismo expresó que la clase media “comprende lo que significa un retroceso” y agregó: “Espero que nos tenga más paciencia y que la esperanza por ese horizonte de crecimiento sea superior a la bronca por la situación económica actual”, luego de que reconoció que fue el sector más castigado.

Comentó además que un sector de la UCR planteó la posibilidad de presentar un candidato propio para ir a una interna “pero aún no ha aparecido nadie con la fuerza para ser candidato”.

Por su parte, en su edición dominical, el diario La Nación analizó los recientes y constantes desaires entre las dos fuerzas. Es que las principales cabezas de la UCR tensionan por estos días la cuerda de su vínculo con el gobierno de Mauricio Macri, tanto por las listas como así también por la elección de la vacante en la Cámara Nacional Electoral, en la que hay “absoluto consenso” radical en el apoyo a Alejandra Lázzaro, mientras que el núcleo de Macri prefiere a Hernán Goncalves Figueiredo.

Pero no es el único cortocircuito: detrás de la decisión del gobernador de Mendoza de separar las elecciones mendocinas de las nacionales, aparecen el intento del radicalismo de imponer el candidato a vicepresidente o, en su defecto, ir con fórmula propia a unas PASO contra el propio Macri.

También aparece la puja con el macrismo por las candidaturas en provincias como La Pampa, Santa Fe o Córdoba, además de la reciente “recomendación” a María Eugenia Vidal para que Daniel Salvador vuelva a ser su compañero de fórmula. Se trata de un cóctel de reclamos que desde la Casa Rosada consideran “exagerado”.

Los lugares por la gobernación son motivo de pelea directa, analizaron. En La Pampa, el radical Daniel Kroneberger tiene altas chances de derrotar a Carlos Mac Allister, aunque estiman que allí el panorama aparece “despejado” en comparación con otros distritos en los que no hay acuerdo.

 

Compartir:

Deja tu comentario