A soplar el partido: En el cumple de Mac Allister, se reúne el PRO para definir su futuro en La Pampa

229

Santa Rosa (2b)- Cumplió 51 el miércoles, y un día después está convocada toda la dirigencia del PRO para definir el futuro de Propuesta Federal en medio de tantas sospechas y silencio. Lo que te contamos días atrás acerca de la conducción del partido y los cuestionamientos a Carlos Mac Allister no cambiaron mucho: el malestar sigue y se cimenta además en acusaciones de traición, sospechas y enojos por los que dejaron afuera sin el menor reparo, como el caso del Mofepa. Lo cierto es que el presidente del partido, Martín Ardohain, convocó para este jueves en la sede de la Fundación Pensar a un encuentro que, al menos para nosotros, será para alquilar balcones. Dicen que no va a faltar nadie.

Mac Allister no hizo más declaraciones públicas desde aquel día en que relacionó su contudente derrota en la interna de Cambiemos a un presunto acuerdo entre la UCR y el kirchnerismo. Desde allí se tomó un largo descanso, que lo llevó a Europa, principalmente el Reino Unido y Noruega.

Durante este lapso, el comando del partido quedó virtualmente en manos de su hermana y titular del Tribunal de Cuentas de la Provincia, Marita Mac Allister, quien junto a Cato Ardohain trataron de contener a la dirigencia «díscola» hasta tanto se tome un decisión orgánica sobre el futuro del PRO, y de Cambiemos (aunque esté virtualmente roto). Sin embargo, algunos  referentes empezaron a tomar sus propias decisiones ante la inacción orgánica, casi al punto del desprecio, hacia el sector ganador de la contienda.

El primero fue el diputado provincial Maxi Aliaga, quien publica (y personalmente) felicitó al radical Daniel Kroneberger, vencedor de la interna, y hasta destacó la buena estrategia de campaña elegida, al tiempo que descontó su apoyo de cara a la general de mayo. La semana pasada, en tanto, la otra diputada del PRO, Adriana Leher, dio otro paso más: se reunió con el presidente de la UCR, Julio Pechín, en lo que fue el primer encuentro formal entre dirigentes macristas y radicales desde el 17 de febrero. Una muestra contundente de reconocimiento hacia quienes hicieron mejor las cosas.

Pero ese libre albedrío político no cayó nada bien, aunque -es justo decirlo- es la actitud que se espera de quienes se dignen de ser verdaderos socios políticos dentro de un frente. Pero en fin, nosotros manejamos un medio y ellos un partido, por lo que será la dirigencia de Propuesta Federal la que defina este y otros tantos otros temas. El futuro del partido, al fin de cuentas.

En la vereda de enfrente estará aguardando el diputado nacional Martín Maquieyra, quien se mantiene inmóvil en medio de semejante vendaval. El joven dirigente es, a los ojos incluso de Casa Rosada, el elegido para reencarnar la resurrección del PRO en la provincia, bastante despegada de la UCR, claro.

Pero tampoco hay que olvidarse de Aliaga y el conjunto de los «chacras», los dirigentes surgidos del ruralismo con peso propio y reconocimiento público, que también reclamarán su lugar.

El Mofepa también dirá lo suyo. Quedaron afuera feo, postergados en las listas y consolados sólo con un cargo dentro de los pocos acuerdos alcanzados por Cambiemos en La Pampa, con la lista de unidad del radical Leandro Altolaguirre en Santa Rosa.

Más allá de todos los vectores, el denominador común es uno: malestar por el personalismo dentro del PRO, además considerado el causante de tan estrepitoso tropezón electoral.

 

Compartir:

Deja tu comentario