El basuragate en Toay: Rojas dijo que no «entiende» la medida de fuerza de ATE; «nunca le dijimos que no al reclamo», aseguró

577
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- El intendente de Toay, Ariel Rojas, aseguró estar «sorprendido» por la decisión de la ATE de convocar a un estado de asamblea permanente desde este lunes por la mañana en el corralón, exigiendo el pase a planta de 9 trabajadores.​ Los empleados decidieron iniciar la medida de fuerza, que prevé dejar a la localidad sin recolección de residuos, aduciendo que la comuna debía hacer efectivas dos medidas: el pase a planta de 9 trabajadores que quedaron afuera la negociación anterior; y la recategorizaciones en ese sector. Rojas este domingo, aseguró que la Municipalidad «no se negó a nada», a pesar de la «grave situación» que atraviesa el país, aunque «nosotros vamos mejorando la situación laboral de todo el personal y lo vamos a seguir haciendo».

​En contraste con lo anunciado desde el gremio, el mandatario señaló que «la verdad es que nos sorprende profundamente esta situación, desde hace un tiempo venimos dialogando y trabajando muy bien con la ATE».​ El último encuentro entre municipio y delegados de los trabajadores se dio el jueves por la mañana para tratar los puntos a llevar adelante durante este año, «y lo que sabemos es que hay una oportunidad que no está siendo aceptada o convenida por ambas partes y que es el motivo que esta en discusión». ​

El audio de Ariel Rojas

El documento dado a conocer por ATE La Pampa reza que los funcionarios se niegan a cumplir con el pase de 9 trabajadores a planta permanente y la recategorización de aquellos de planta permanente de ese sector que no ha tenido ese beneficio por años, según lo acordado en 2018 y que se haría efectivo para este entrado mes de marzo.​

Al respecto, el mandatario alertó que «no nos hemos negado a nada, hay actas firmadas que hablan de los compromisos de las distintas partes» y consideró que «hay un error o un mal entendimiento de parte de los representantes de ATE que habrá que aclararlo pero nosotros no tenemos notificación alguna sobre una medida de fuerza y entendemos que tampoco hay motivos para llevar una medida de este tipo».​

Consultado sobre el accionar de municipio en relación al tratamiento que hace sobre los operarios, dijo que «hemos cumplido en un montón de pequeñas cosas que tienen que ver con lo laboral y también con aquello que hace a la organización de las distintos beneficios del personal, con contratos, mejoras, modalidad de contratación, y en eso se ha avanzado mucho y lo vamos a seguir haciendo en momentos muy difíciles, pero si hay que aclarar de que estamos en un momento en donde en toda la Argentina se vive un achicamiento de todos los sectores que acuden al Estado y nosotros debemos garantizar la contención social de toda la población, todos los días recibimos gente sin trabajo, despedidos y nosotros vamos mejorando la situación laboral de todo el personal y lo vamos a seguir haciendo como lo hecho hasta ahora, en una forma organizada y que nos permita cumplir con los compromisos asumidos».​

Sobre el compromiso asumido en actas anteriores al cual aluden los dirigentes gremiales, aclaró que en principio consta en acta de agosto del año pasado en donde el numero comprometido es de 8 y no 9 compañeros de trabajo, «eso no nos negamos a hacerlo y lo último que se trató es que sea en este semestre tal cual estaba estipulado».​

«Los trabajadores en cuestión son los que más antigüedad revisten, si creo que hablamos de unos 4 años hacia atrás. En este caso los compañeros que son representados por ATE son de un sector del corralón municipal y esta bueno aclarar que a la hora de tomar decisiones que tienen que ver con la mejora en el personal lo hacemos mirando a toda la nómina de las distintas áreas y sectores, eso quedó plasmado y graficado en las últimas contrataciones en donde se tuvo en cuenta las situaciones propuestas y también tuvimos en cuenta a los sectores que componen al municipio», dijo.

Rojas, a la vez, señaló que tal cual advierten las actas anteriores, este pase se va a hacer en forma normal: «tenemos una cordial relación de trabajo en donde siempre nos hemos respetado y hemos sabido entender las distintas situaciones de ambas partes, tanto yo como la gente que integra mi equipo nos consideramos un compañero más de trabajo y pretendemos que todos estén mejor, pero lamentablemente también nos toca pasar épocas muy difíciles, esta no es una situación pensada ni deseada sino que es producto de las distintas políticas que se toman en otros niveles, como en el orden Nacional que repercute en los niveles de Estado en donde la respuesta y el trato es de cara a cara y debemos solucionar los problemas que otros generan».​

El funcionario admitió que «muchas veces tratamos de comprender y a veces comprendemos de más y por ahí pasa la situación, me parece que en esta ocasión no hay motivo para ninguna medida y no tiene que haber un enfrentamiento, esta la confirmación de hacer lo que nos comprometimos a realizar, no hay una negación y si creo por ahí que a lo mejor algún pícaro puede realizar una mala interpretación o querer tener alguna otra intención en donde se aprovecha de esta situación de malestar generalizada, que es cierto, y que entonces eso genera rispideces, pero sabemos comprender y seguramente vamos a llegar a un buen entendimiento por que creemos que así debe ser».​

Finalmente, confió que se encuentran permanentemente conversando con los sectores «y con los trabajadores que nos encontramos a diario».​
«Este malestar va a encaminarse, veremos en estos días para ver como se soluciona pero no contamos con ninguna notificación y seguramente también hay mecanismos legales que cumplir, cada uno será responsable de sus actividades, derechos y obligaciones», aclaró.

 

Compartilo:

Deja tu comentario