Mientras el boom vitivinícola no para: Una bodega pampeana llega a la feria internacional del vino en Alemania

912
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- La provincia de La Pampa empieza a transitar cada vez con mayor fuerza su afianzamiento en el sector vitivinícola. Al interés de las históricas productoras como Mendoza y San Juan, que atraviesan una severa crisis, en los últimos días el Senasa ya certificó la calidad de las uvas pampeanas para vinificar. En medio de estos vientos favorables, llegó una buena noticia para una marca pampeana: Es que Bodega del Desierto ya empezó a participar en Dusseldorf, Alemania, de la Feria del Vino más importante del mundo, la ProWein 2019.

La Pampa se suma así con un representante al encuentro al que también asisten Mendoza, San Juan, Salta, La Rioja, Río Negro, Chubut y Neuquén. Todas juntas, en un stand institucional para mostrar etiquetas y las bondades del vino argentino ante el mayor público del sector profesional vitivinícola del mundo.

La Pampa llega con Bodega del Desierto, de 25 de Mayo, enmarcada dentro de las misiones desarrolladas por el Consejo Federal de Inversiones, que se destacan por el fuerte apoyo técnico y logístico que la institución brinda a las empresas que conforman la delegación.

El desembarco de la productora pampeana a la feria más destaca del mundo no hace más que reafirmar el fuerte impulso que viene teniendo la industria pampeana, a partir del impulso a la zona de bajo riego del río Colorado.

La expansión de la frontera vitivinícola en La Pampa es un fenómeno impulsado por el gobierno, pero que se acrecentó con la decisión de grandes empresas, como la mendocina Catena Zapata o Peñaflor, la última en pedir -tal cual adelantó dosbases en exclusiva tiempo atrás- facilidades al gobierno para producir en el sector pampeano, que está alcanzando un impulso inesperado.
Pero las uvas pampeanas también empezaron a formar parte de la cadena productiva. Hace pocos días Senasa confirmó su calidad y la certificó libre de la plaga de la mosca, lo que habilitó el traslado de uvas de la provincia para su vinificación en Mendoza. El negocio, empieza a ser grande, al punto que se estima que para fines de este año la provincia podría ser la quinta productora en la Argentina. Así lo expresó el ministro de la Producción Ricardo Moralejo.
‘También en dosbases dimos cuenta semanas atrás las intenciones de los tradicionales productores de Alvear, Mendoza, de «mudar» sus viñedos a lo que llamaron la “tierra prometida” en la zona pampeana del río Colorado.
Al punto que marcaron como «una ironía del destino» que la provincia en guerra con Mendoza por el agua del Atuel sea hoy la que brinda «un verdadero oasis» para el vino.
Compartilo:

Deja tu comentario