Todas no podemos: El buen clima ayudó al girasol y La Pampa estuvo al tope de la recolección, pero la soja anduvo floja

40

Buenos Aires (2b)- La cosecha de girasol en todo el país alcanzó el 57,2 % del área apta, con un rinde medio de 20,8 quintales por hectárea lo que permite mantener la proyección de producción en 3.900.000 toneladas, y en la provincia de Buenos Aires y La Pampa, el buen clima permitió recolectar la oleaginosa en más de 200.000 hectáreas. Así lo reveló un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que a la vez nos trajo una noticia tan positiva respecto a la soja, dado que en el sur de Buenos Aires y La Pampa la condición de la soja es regular a raíz de un déficit hídrico que se prolongó durante el último mes.

Según destacó la Bolsa, “el girasol incorporado en fechas más tardías podría registrar una merma en el potencial productivo como consecuencia de las bajas temperaturas que se registraron durante las etapas de floración y llenado de grano”.

La entidad bursátil destacó que de todas maneras ” los rendimientos que se continúan recolectando sobre lotes implantados en fechas tempranas en gran parte de la región girasolera, se ubican dentro de las expectativas relevadas al inicio de la campaña, permitiendo mantener la proyección de producción en 3.900.000 toneladas”.

“En paralelo, las labores de recolección concluyeron en las regiones Sur de Córdoba, Núcleo Sur y Centro-Este de Entre Ríos con rendimientos promedio que se ubicaron en los 22,9 quintales por hectárea, 24 quintales por hectárea y 23,7 quintales por hectárea, respectivamente”, expresó el informe. El relevamiento añadió que “en el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires más del 40 % del girasol implantado ya se encuentra recolectado con rendimientos que oscilaron entre los 19 quintales por hectárea y y 25 quintales por hectárea.

A su vez, en los núcleos productivos del sur de Buenos Aires, la cosecha progresó con fluidez durante los últimos días sobre lotes tempranos con productividades que superaron a los acumulados
durante la campaña previa.

Por último, la condición de humedad de los lotes implantados con soja mejoró en sectores del centro y norte del país donde la oleaginosa se encontraba transitando las últimas etapas del ciclo fenológico, a la vez que se registraron los primeros trabajos de recolección en lotes puntuales sobre el Núcleo Norte.

Sin embargo, en el sur de Buenos Aires y La Pampa la condición de cultivo es regular a raíz de un déficit hídrico que se prolongó durante el último mes.

 

Compartir:

Deja tu comentario