Un aeropuerto de cheques voladores: Cayó en Pergamino el líder de una banda que estafó a varios productores pampeanos en más de 4 millones

646
Compartilo:

Buenos Aires y Santa Rosa (2b)- El «vaca fantasma», líder de una asociación ilítica con ramificaciones en varias provincias, dejó un verdadero tendal en Santa Rosa el año pasado; engañó a más de media docena de productores y empresarios comprando vacas a granel con cheques, todos con menos fondos que un complejo de departamentos. El estafador, finalmente, fue apresado en Pergamino por Personal de la Delegación de Investigaciones, en forma conjunta con personal de la Fiscalía de Delitos Económicos y Administración Pública de la provincia de la Pampa, con quien se venía manteniendo fluida comunicación mediante internet, detalló la Policía Bonaerense.

Según se informó, el accionar conjunto permitió llevar adelante un rápido accionar del personal policial interviniente, que culminó ayer con la detención de un sujeto de Pergamino de aproximadamente 46 años a quien se lo imputa a prima facie de los delitos de “Estafas Reiteradas y Asociación Ilícita”, siendo trasladado al asiento de la DDI local, donde permanecerá alojado a disposición del magistrado actuante.

Según pudo saber, el ilícito tuvo lugar en Santa Rosa entre el junio y julio del pasado año, donde varios comerciantes agropecuarios, denunciaron que al menos en siete oportunidades habían sido estafado por grupo de empresarios, liderado por un masculino oriundo de Pergamino, quienes se presentaron como representantes de la empresa Bayi y Gramaeltex, ambas con asiento comercial en Capital Federal.

Mediante engaños, les habían comprado ganado bovino por la suma de más de 4 millones de pesos abonados con cheques pertenecientes a las firmas representadas, los cuales posteriormente fueron rechazado no tener fondo.

A raíz de la denuncia radicada en La Pampa, personal de la Fiscalía de Delitos Económicos y Administración Pública de la Provincia citada, tras labores investigativas lograron determinar que dicha firmas comerciales resultaban ser “fantasmas”, compañías creadas como vehículo para diferentes operaciones empresariales sin tener solvencia, como así también la identidad y lugar de residencia del autor material.

Fue en ese momento que fuerzas de seguridad y autoridades judiciales comenzaron a trabajar en forma silenciosa y profesional para poder dar meses más tarde con los principales responsables de este engaño y ayer fue el turno de la aprehensión de quien sería el ideólogo de las acciones ílicitas.

Compartilo:

Deja tu comentario