Ya muestran los dientes: Los galgueros pampeanos esperan la resolución de un amparo para volver con las carreras; «a los caballos no los discriminan», dicen

1260
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- Los criadores de galgos en La Pampa se juntan el domingo. Y no para bañar a los ropes, sino para ponerse al corriente de lo que, dicen, pueden abrirles las puertas a retomar la actividad de las carreras, prohibidas desde 2016 por un Ley Nacional, la 27.330. «Es inminente la resolución de un amparo judicial que presentamos. El domingo tenemos nuestra asamblea general para ponernos al corriente», adelantó el titular de la Asociación Pampeana, Jorge Briguez, quien además sostuvo que son víctimas de discriminación: «La ley es maliciosa. Permiten correr a caballos, jineteadas y polo, todo con jinete. Nuestros galgos corren solos, y los cuidamos como hijos», sostuvo.

Los pichicheros se reúnen este domingo en el SUM de Villa Germinal, donde tendrá lugar la Asamblea General Ordinaria en la que, además de tratar el orden del día, se pondrán al corriente de lo que creen podría allanarles el camino para volver a hacer correr a sus galgos: «Estamos muy bien posicionados, tenemos bases muy sólidas y esperamos una inminente resolución favorable al amparo judicial que presentamos hace un año y medio», dijo Briguez a Somos La Pampa.

Si bien la Ley 27.330 sigue vigente en todo el país y es una norma suprema por cualquiera provincial, el criador se tiene fe y reconoció que todos siguen en actividad: «Están prohibidas las carreras, pero seguimos criando a los galgos y tenemos buenas expectativas. De hecho la justicia ya le solicitó al gobierno provincial que informe cómo controlaría las carreras en caso de que volvamos y se termine esta ley maliciosa. Acá corren los caballos, hay doma y Polo, todos caballos con jinetes nosotros y nosotros los hacemos correr solos. Claramente estamos siendo discriminados», sostuvo.

Incluso, dejó en claro que no se oponen a los controles y hasta piden la participación de las asociaciones protectoras de animales: «Queremos legalidad; queremos antidoping y perro chipeados. También que la ley castigue con todo el rigor a quienes hacen las cosas mal. Nosotros cuidamos a nuestros perros como hijos, y la única manera de cuidarlos es en actividad», finalizó.

En Diciembre del 2016 entró en vigencia la ley Nacional 27.330, que prohíbe la carrera de perros en todo el territorio argentino. La norma reza que «Todo aquel que promoviere, facilitare, organizare o realizare una carrera de perros de cualquier raza, tendrá una pena de 3 meses a 4 años de prisión y una multa que va desde los 4 mil a 80 mil pesos». En La Pampa, los criadores creen que el amparo puede terminar con el impedimento.

Compartilo:

Deja tu comentario