Demoran más que la CGT para hacer un paro: los judiciales pampeanos piden al STJ la apertura de la paritaria sectorial; la lista de reclamos es larga

129

Santa Rosa (2b) – Pasan los días y las paritarias sectoriales no arrancan. Por lo menos en el caso de los trabajadores judiciales, quienes hicieron el pedido a la Subsecretaría de Trabajo el 21 de marzo y aún no han tenido ninguna respuesta. La comisión directiva del Sindicato de Trabajadores Judiciales (SITRAJ) realizó a finales del mes de marzo dos asambleas en las localidades de General Pico y General Acha repitiendo esta modalidad en el resto de las localidades pampeanas, incluyendo los Juzgados de Paz de esta provincia.

Las asambleas se realizaron en el marco de reclamos de años anteriores por parte de los trabajadores judiciales, y que quedaron plasmados en la nota remitida en el mes de febrero a la Subsecretaría de Trabajo, en la cual se solicitó la apertura de paritarias sectoriales del 2019, recepcionada por el Superior Tribunal de Justicia, el 21 de marzo, y por la cual aún aguardan respuesta.

Los temas más importantes y relevantes sobre los cuales los trabajadores hacen hincapié es en las recategorizaciones automáticas hasta Oficial Principal de Primera de la rama administrativa: En concreto, hay trabajadores que hace años que tienen la misma categoría (Oficial Mayor), sin ascender a otra superior Esta situación resulta más desventajosa respecto de aquellos compañeros administrativos que no poseen título de abogado, generando un estancamiento para quienes se encuentran en condiciones de seguir ascendiendo por antigüedad, capacidad y responsabilidad al momento de efectuar su trabajo. Por otra parte, resulta de vital importancia resaltar el rol fundamental que a nuestro entender poseen estos compañeros, ya que son formadores de los nuevos empleados que ingresan a prestar tareas en el ámbito del poder judicial.
Situación similar se observa en la rama de maestranza u ordenanza, con trabajadores que desde hace 12 años mantienen la última categoría y les restan pocos años para llegar a la edad de retiro, circunstancia que perjudica directamente su futuro haber jubilatorio. Siendo esta la rama de menor jerarquía dentro del organigrama del poder judicial. Por lo manifestado, creemos que es pertinente la creación de dos categorías más para estos compañeros, debido a que es en esta rama laborar donde se evidencia claramente la brecha salarial con respecto a otros trabajadores.

Por otra parte, las bonificaciones especiales (llamadas comúnmente «horas extras») marcan un sensible incremento en los haberes para los trabajadores judiciales, ya que posibilita estructurar su economía y solventar los excesivos costos de vida que atraviesan actualmente (elevadas tarifas de impuestos, provisiones de servicios como luz, agua, gas, etc.). Debe tenerse presente que, los importes percibidos por dichas tareas, contribuyen al aumento del futuro haber jubilatorio de aquellos que las cumplen. Resulta pertinente aclarar que, el pago de dichos importes debe formar parte del haber básico de los trabajadores, y, que en este contexto, la planificación económica de cada uno de los trabajadores no puede depender de la voluntad particular de un grupo de funcionarios. Asimismo, debe destacarse que la tarea prestada por los trabajadores en las bonificaciones contribuye a la mejor prestación del servicio de justicia.

“Sabemos que los tiempos que corren son difíciles, y mayor dificultad se presenta cuando los salarios pierden poder adquisitivo, generando malestar generalizado, precarización laboral, falta de empatía, desconocimiento de las capacidades de cada uno de los trabajadores, y un marcado recorte de capacitaciones y preparación de nuestros trabajadores judiciales, que se ven obligados a capacitarse con recursos propios, y sin el debido reconocimiento del trabajo y el riesgo que corren al momento de prestar tareas (salir a la ruta, efectuar visitas domiciliarias, hospitalarias, guardias, viáticos etc.)”, indicaron los judiciales en un comunicado.

Y agregaron “consideramos de esencial importancia trabajar en un marco de igualdad y respeto, bregando por el reconocimiento mayores derechos y beneficios, entre ellos, los convenios colectivos, ley porcentual que desde hace 30 años los trabajadores hemos perdido por un decreto inconstitucional, cercenando nuestros derechos laborales e impidiendo percibir salarios dignos, acorde a nuestras funciones”.

El temario presentado ante la Delegación de Relaciones Laborales a fin de ser tratado en paritaria sectorial incluye ademaás otros temas como boqueo de título; dstribución de tasa de justicia para empleados; cnformación de equipo interdisciplinario en la Oficina de Recursos Humanos; gardias Policiales; creación del escalafón profesional y técnico, teniendo en cuenta las tareas que se realizan con especificidad, calidad profesional y científica, aportando al servicio de la administración de justicia, estatuto del empleado judicial; entre otros que las autoridades ya tienen en su poder para dar solución.

Compartir:

Deja tu comentario