La condena por «abuso agravado»: En el fallo, los jueces probaron los tocamientos de Patilla y que forzó al menor, aunque pudo escapar

209

Buenos Aires (2b)- El Tribunal Oral en lo Criminal 2 (TOC 2) de Bahía Blanca integrado por los jueces Eugenio Casas, Claudia Fortunatti y Fabiana Castaño condenó hoy a Héctor «Patilla» Kruber, de 67 años, a 4 años en un fallo en el que no dejaron dudas que el abuso fue concretado, al tiempo que el menor víctima -de 13 años- logró zafar de una situación en la que fue forzado por el ex técnico del club Mac Allister.

Fuentes judiciales informaron que «en el marco de los alegatos el fiscal del juicio, Rodolfo de Lucía, había pedido una pena de 10 años de prisión por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la guarda».
«Por su parte el abogado patrocinante de la familia de la víctima solicitó una pena de 15 años de prisión, mientras que el defensor del ex entrenador, Maximiliano de Mira, pidió a los jueces la absolución», agregaron los voceros consultados.

Lo que quedó probado
Según la investigación a cargo de la fiscal de Delitos Sexuales, Marina Lara, los episodios ocurrieron entre el 16 y 19 de febrero del 2017 cuando el menor se encontraba alojado en un hotel de Médanos junto a sus compañeros del club Deportivo Mac Allister.
«En un momento dado el chico se quedó a solas con el director técnico, quien le efectuó masajes en las piernas ya que se encontraba cansado por el partido que habían disputado», señalaron las fuentes con acceso al expediente.
Según indicaron los voceros, «aprovechando dicha ocasión el entrenador le rozó con las manos los genitales al menor».
En el marco de la causa se determinó, además, que entre el 24 y el 27 de febrero del mismo año y en momentos en que el técnico se hallaba en una habitación «tomó sorpresivamente de la nuca a la víctima y llevó su cabeza hacia los genitales, situación por la cual el menor trató de salir de la habitación y alejarse».
Según las fuentes consultadas, además, se llevaron a cabo otras situaciones por parte del entrenador como «manifestarle al menor y a sus compañeros de equipo que tenían que dormir desnudos o bañarse en la habitación del propio entrenador».
Por su parte, el abogado de la familia del menor, Leandro Aparicio, afirmó hoy que «vamos a apelar el monto de la pena de 4 años» pero que a pesar de ello está «satisfecho porque se ha acreditado lo que pasó».
La investigación se inició a partir de la denuncia contra el ex entrenador presentada por la madre de la adolescente ante la justicia pampeana, pero luego pasó a Bahía Blanca por una cuestión de competencia, ya que es la jurisdicción donde sucedieron los hechos.
Kruber dirigió divisiones inferiores desde los años 80 en La Pampa, trabajó en All Boys, Belgrano y Atlético Santa Rosa y «descubrió» a jugadores que llegaron a primera división del fútbol argentino, entre ellos a los hermanos Mac Allister.

Compartir:

Deja tu comentario