Le tocó el timbre al único que se opuso: La mujer estafada por Agón reclamó frente a la casa de Torroba, que se comió el garrón mientras el candidato se esconde

409

Santa Rosa (2b)- La ex comerciante Norma Niestempski, y decimos ex porque perdió todo a manos del candidato a diputado radical Mauricio Agón al ser estafada hace 19 años, manifestó esta mañana frente a la casa del cabeza de lista, Francisco Torroba, para exigirle que bajen de la lista de Cambiemos al aspirante que fue declarado culpable de 12 estafas en el año 2000. Pero a mal puerta fue a tocar, dado que el sector que encabeza Torroba se opuso férreamente a fines del año pasado a la designación de Agón, impuesta por el sector Blanco que encabeza el senador nacional Juan Carlos Marino: “La invité a pasar y no quiso. Lamento lo que pasó. Agón es quien no da la cara y el que tiene que tomar una decisión, aunque queda el mecanismo de la Cámara, llegado el momento, para que se decida si asume o no”, dijo Torroba.

El ex diputado nacional e intendente no quiso referirse al tema, pero lo cierto es que el debate por Agón enfrascó en una fuerte discusión al radicalismo en su momento. Los Azules se negaron rotundamente, pero el espacio del cuestionado candidato correspondía a los Blancos de Marino, que decidieron avanzar con su designación.

Gastón Borasio, de LU33, contó esta mañana que la mujer quiso atarse a las rejas de la vivienda del dirigente radical para que den de baja a Agón: “No resiste un archivo, es corrupto, me llevó a la quiebra y si llega a asumir voy a ir a la Cámara para felicitarlo, que siendo corrupto y estafador llegó”.

El candidato cuestionado recibió condena por haberse hecho pasar, junto a otras dos personas, por contadores y retener aportes no realizados a organismos fiscales. Estafaron a 12 personas y cumplió una probation.

El futuro de Agón, según trascendió, sería decidido por la Comisión de Poderes en diciembre. Dosbases pudo saber que el cuestionado aspirante no atiende los llamados del candidato a gobernador Daniel Kroneberger o de ningún otro dirigente. Pero la decisión de soltarle la mano, está tomada.

 

.

Compartir:

Deja tu comentario