Ni Dios se salva de la megafalopa: Un cura con «conexiones» también es investigado con el diputado del PJ y los jefes policiales por el lavado narco

1196
Compartir:

Santa Rosa (2b)- Si bien la justicia federal habría intentado calificar como «filtraciones» el nuevo hallazgo periodístico de dosbases que destapó las redes narcos que son objeto de investigación por fuerzas federales especialistas en la materia, la causa sigue su curso sin incovenientes. Incluso, la aceleramos. Mientras tanto, la famosa lista de 25 personas sigue siendo objeto de la pesquisa y habría inminentes novedades, pero más allá de eso se surgen más personajes particulares: Es que a los dos altísimos jefes policiales y al diputado del PJ de los que se requiere información, también se suma a otro efectivo y nada menos que un sacerdote con conexiones carcelarias. La investigación, tiene que ver con el tráfico de una banda de magnitud de origen paraguayo y buscan esclarecer dos vertientes: Una, las conexiones con miembros de la fuerza en la liberación de las «fronteras» pampeanas, y la otra conocer si alguna de estas personas tiene que ver con el el blanqueo de dinero producto de este ílicito.

A pesar de los burdos intentos de la justicia federal y algunos sectores (los mismos que siempre corren detrás nuestro) por desacreditar este trabajo que alcanzó tremenda repercusión, altas fuentes de la PFA confirmaron que todo sigue viento en popa. Los intentos de disciplinamiento, las presiones hacia la tarea periodística seria y el bastardeo de quienes intentan sostener el statu quo, nada podrán hacer por cambiar la realidad. Digan lo digan, los hechos son concretos como así también el desarrollo de la causa.

El proceso de la investigación iniciado por Drogas Peligrosas y la División Lavado de Activos del Narcotráfico de la PFA fue descubierto por 2b.  Lo adelantamos el sábado: A principios de la semana llegaron distintos oficios de las dependencias nacionales para requerir información sobre los involucrados en una causa de larga data que, ante la gravedad de los casos, es llevada adelante por dependencias específicas en el narcotráfico y lavado. El juzgado federal local, toca de oído. Que la cuenten como quieran. Lo concreto e incontrastable, pudo saber dosbases tras consultas con la PFA, es que todos los incluidos en algún momento han sido objeto de investigación en otros casos.

Lo cierto es que la revelación del tema mantiene en vilo al gobierno. En las próximas horas habría novedades importantes, según nos adelantaron.  Por esa razón, es que decidimos seguir preservando las identidades conforme avance la investigación.

Sí decidimos, ante la gravedad de los hechos investigados, destacar que un diputado provincial del PJ, dos altos jefes policiales, otro efectivo que habría prestado servicio en un Puesto Caminero y hasta un sacerdote, están bajo el radar de la sospecha. También hay empresarios de la noche, condenados y acusados por delitos relacionados a las drogas, y ex presidiarios.

Lo que nadie sabe de los oficios

Tal cual adelantamos, en abril las dependencias nacionales que luchan contra el lavado y la droga libraron distintos oficios en La Pampa. Todos ellos entraron a dependencias del gobierno pampeano, el municipio y dependencias locales de organismos nacionales simplemente por mesa de entradas, a la vista y en contacto con decenas de personas. Dosbases no tuvo que pugnar mucho para hacerse con las pruebas.

Las notas llevan la firma del Jefe de la División Lavados de Activos de la PFA, y puntualmente tratan de establecer la conexión que podría haber entre políticos y policías en el entramado de la noche en la capital pampeana y el ingreso y egreso de droga.

Nada de eufemismos, la requisitoria de la Fiscalía Federal, deja en claro, es el marco de una pesquisa por infracción a la Ley 23737, la de drogas. Según pudimos establecer, las requisitorias -al día de hoy- sólo fueron respondidas por la comuna santarroseña a pesar del pedido en carácter de urgente: Ingresaron dos días después de los comicios provinciales.

Agradecimiento a Plan B Noticias.

Compartir:

Deja tu comentario