Otro muerto en el placard: Una de las víctimas por estafas reiteradas de un candidato a diputado, que fue condenado hace 19 años, «ruega» a la UCR que lo bajen de la lista

1187
Compartir:

Santa Rosa (2b)- En el año 2000 Mauricio Agón, cuarto candidato a diputado provincial por Cambiemos, fue condenado por la justicia pampeana por  estafa, falsificación de instrumento privado y ejercicio ilegitimo de la profesión en 12 oportunidades. Se hacía pasar por contador, pero finalmente se recibió de abogado y además logró la suspensión del juicio a prueba que se le impuso, o prabation. Una de las víctimas de aquellas maniobras, ocurridas en el año 2000, fue Norma Niestempski, dueña del conocido comercio Caprice Bijou, en pleno centro de la capital, que se vio forzada a cerrar al ser víctima de una gran estafa. Su «contador», nunca pagó IVA, ingresos brutos u otros aportes que la familia le daba religiosamente en mano. Los coletazos del golpe persisten aún hoy: La familia atraviesa una quiebra y regresaron hace pocos años a la ciudad, dado que se fueron a buscar una mejor vida a San Luis.

«Le pido al radicalismo, al candidato a Gobernador que haga algo de corazón para que esto no asuma. Se lo pido de corazón, de rodillas, como mamá, abuela, ciudadana y persona. Que no representen a los ciudadanos quienes hicieron tanto daño y con antecedentes aunque tengan una suspensión del juicio a prueba. Basta de impunidad, basta», escribió la mujer en la red social Facebook. Contó que hace poco más de un mes se enteró que quien le «arruinó la vida», llegará a la Cámara de Diputados.

Agón llegó al cuarto lugar de la grilla precisamente tras «caerse» otro candidato: Fernando Perelló, a quien una mujer lo denunció por una violación ocurrida en 1984, de la cual finalmente fue declarado inocente.  El dirigente, de origen mendocino, integra el sector blanco radical, referenciado en el senador nacional Juan Carlos Marino.

Este es el texto publicado por la mujer:

Quiero que sepan a quien van a votar.
Agón me arruinó la vida a mi y a mi familia, nos estafó, tuve que cerrar mi comercio en el 2000 «Caprice Bijou» ubicado en Avenida San Martín 125.
Por eso la Justicia lo condenó por los delitos de estafa y falsificación de instrumento privado en 12 (doce) oportunidades y en ejercicio ilegítimo de una profesión (contador) y los jueces que firmaron la sentencia eran Eduardo Armando Olmos (Cámara del Crimen N° 2), Abel Rafael Depetris (Cámara del Crimen N°2) y Elvira de González (Cámara del Crimen N°2) y la Secretaria Sustituta Claudia Cristina Collado (Cámara del Crimen N°1) «Causa N° 385/02».
Estos jueces le otorgaron una suspensión del juicio a prueba, para que sepan, consiste en hacer un trabajo comunitario (nadie controla) y quedan sin antecedentes ja!!!! Conclusión injusticia indivina!!!!!
Se hacia pasar como contador cuando en realidad solo era estudiante de ciencias económicas de la Universidad Nacional de La Pampa. 
Les cuento que durante años se le entregaba en mano el dinero para pagar IVA, ingresos brutos, OSECAC y otros; pero nunca llegaron a donde correspondía generándonos deudas para nosotros impagables. Todos los papeles estaban bajo su responsabilidad. 
Con todo este desgaste tuvimos que cerrar las puertas del negocio, empezamos a vivir un calvario en mi familia gracias a este delincuente, estafador, tramposo, mentiroso, ladrón, malparido, malandra, culo sucio. Cerramos Caprice con todo el dolor del alma después de diez años de sacrificio.
Con mi familia nos tuvimos que exiliar por el dolor que todo esto nos produjo, nuestra vida se quebró, arruinó, rompió gracias a Mauricio Rubén Agón y José Alberto Grangetto y la desjusticia.
Mis hijos sufrieron muchísimo toda esta situación; tengo cuatro hijos ahora adultos y personas de bien. En ese momento tres eran adolescentes y el mas chiquito era bebe. 
Cuando dieron la sentencia, los jueces nos dijeron que les daban todo a favor porque los ¡¡delincuentes !!! eran jóvenes!!! Y nosotros….? También lo eramos, en fin, sin palabras desjueces !!!!! ¡ Sin palabra! Y gracias ¡por nada!!.
Debido a todo esto se pasaron y se pasan muchas necesidades económicas y como consecuencia del estrés originado por la situación, se sufrieron enfermedades graves que dejaron consecuencias de salud muy dolorosas.
Todo esto nos mató en vida, nos mataron los sueños y la capacidad de llevar una vida normal, nos mataron el sacrificio de diez años en el comercio. Se perdió todo el esfuerzo, el trabajo, la alegría…. todo sigue empeorando día a día.
Hoy en día tenemos una quiebra como consecuencia de las deudas que nos dejo dicha estafa.
El dolor de mama de no poder haberles dado a sus hijos cuando mas necesitaban un futuro, mis hijos fueron privados de miles de cosas y no hablo solamente económicas sino también salud, estudios, alegrías…. gracias a Mauricio Rubén Agón y socio, ladrones y estafadores de cuello blanco con tantas necesidades y enfermedades, deje de interesarme en la política (que es otro capitulo aparte este).
Hace 30 días, creo, me acabo de enterar que Agón es candidato por el partido radical a diputado provincial. ¡¡NO LO PODÍA CREER!!! Se vinieron a mi mente todos los recuerdos espantosos de lo que vivimos, originó en mi una terrible angustia y dolor ¡No lo podía creer! No lo podía creer!!
Tengo parte de mis hijos viviendo en mi provincia y mis nietos también. Una persona con tantas causas no puede ser diputado ni nada!!!!
Cuando tenga más poder va a ser imparable, no puede ni debe representar al pueblo ¡No puede haber tanta impunidad!!! Las personas que ejercen algún cargo tienen que estar limpias, no creo que querramos personas sucias, malandras, estafadores, farsantes, manipuladores ocupando bancas en mi provincia, así queda expuesta parte de mi vida públicamente. Quiero cerrar parte de esta historia. Veo con dolor y angustia que tenga la posibilidad de representar al pueblo.
Pido al radicalismo, al candidato a Gobernador que haga algo de corazón para que esto no suceda, se lo pido de corazón, de rodillas, como mama, abuela, ciudadana y persona que esto no suceda. Que no representen quienes hicieron tanto daño y con antecedentes aunque tengan una suspencion del juicio a prueba. Basta de impunidad, basta!!!! 
Le pido que no me haga perder la fe en la política y en quienes nos representan, porque estarían avalando a gente que esta al lado suyo con causas penales escondidas.
El sistema siempre los protegió y no sé  por qué.

Compartir:

Deja tu comentario