Ruso y bolche: «Tiran con Macri porque ya no la tienen segura; Córdoba demostró que lo provincial es clave; ahí somos fuertes y el PJ lo sabe»

271

Santa Rosa (2b)- El candidato a gobernador por Cambiemos La Pampa, el radical Daniel Kroneberger, cree que está más cerca que nunca de la revolución electoral, y por eso soltó la lengua decididamente en el sprint final de campaña con vistas a las elecciones del domingo. Con la esperanza puesta en dar el batacazo para terminar con el hechizo peronista de 36 años, asegura que la campaña le está dejando dos grandes certezas: «La primera es la movilización y esperanza que se ve en los pampeanos y la segunda es que el peronismo demuestra que sabe que ya no la tiene segura, por eso lo único que pueden hacer es pegar con (el presidente, Mauricio) Macri, y lo saben».

Kroneberger lo expresó en diálogo con dosbases, durante las últimas actividades que desarrolla en el marco de la campaña, que ya tuvo su acto formal el viernes pasado en el Club Belgrano de Santa Rosa.  En ese marco, y tras encabezar un acto en la localidad de Vértiz, el radical evaluó que «seguramente Santa Rosa será la clave para ganar la provincia y retener la ciudad con Leandro Altolaguirre».

«Tenemos mucha esperanza en Santa Rosa, pero a diferencia de otras veces realizamos un intenso trabajo en el interior, que obviamente sin las respuesta que tuvimos de la gente hubiese sido en vano. Pudimos comprobar y palpar la necesidad de cambio que se reclama en la sociedad, y estamos preparados como nunca para torcer de una vez por todas esta historia de estancamiento constante», expresó.

El porrazo radical de Cambiemos y la UCR en Córdoba tuvo una lectura especial de parte de Kroneberger, quien no dudó en afirmar que lo ocurrido en la vecina provincia -con el aplastante triunfo del peronista Luis Schiaretti- refuerza la idea de «provincialización» que impuso la campaña: «Nunca nos creímos eso del Efecto La Pampa del que hablaban los medios nacionales. Ganamos de manera contundente, pero porque el radicalismo tiene peso y trayectoria en la provincia.  Lo cierto es que lo de Córdoba dejó en claro que la gente analiza las gestiones locales, le interesa su lugar. La UCR fue dividida y lo pagó caro, pero en La Pampa es distinto y ya lo demostramos en febrero», agregó.

Tras juzgar nuevamente como una buena decisión del gobernador Carlos Verna en relación al desdoblamiento, Kroneberger también hizo hincapié en el «temor» que manifiesta el justicialismo que, a su entender, por primera vez en años no presenta un candidato de peso, comparado claro con figuras de peso como Rubén Marín, Oscar Jorge y el propio Verna: «Con todo el respeto que le tengo a Ziliotto, no tuvo la carrera política que desandamos muchos; sin ese recorrido y trabajo interno que lleva años. En lo personal tuve que validarme en una interna y conozco la gestión en serio como intendente. El peronismo, sin Verna, esta vez llega sin una figura, pero lo más importante es que todos son parte de un modelo agotado», añadió.

 

Compartir:

Deja tu comentario