Los jinetes del caballo del comisario: Bensusán, Moralejo, Pedehontaá y Marín; los nominados para el silloncito del Congreso

1104
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- Como los que arreglan piletas, en dosbases ya casi que nos recibimos de expertos en «filtraciones», como le gustaría decir a algún que otro colega dolido. Es que a dos semanas de los comicios generales en La Pampa, el Frejupa saborea aún el contundente triunfo del 19 de mayo de Sergio Ziliotto, pero también empieza a acelerar la definición en cuanto a quiénes serán los que intenten una nueva proeza en octubre (previa PASO) y quedarse con las bancas a diputado nacional que pondrá en juego la provincia. Daniel Pablo Bensusán, el ministro y armador político del riñón profundo de Carlos Verna, no podía faltar; como así tampoco el ministro de «las buenas noticias» y uno de los más destacados de la gestión, el de producción Ricardo Moralejo. En la lista también corre con alto perfil el subsecretario de Trabajo Marcelo Pedehontaá, también de destacada gestión y vernista de esos en las buenas y no tan buenas, y para completar en la línea de partida aparecen el ministro de Desarrollo Territorial, Martín Borthiry, y el diputado provincial Espartaco Marín, el actual jefe del bloque provincial, más allá de que el 10 reasumirá en la Legislatura en un nuevo período.

La lista, esta lista, contiene los principales nombres que tiene en cuenta en el gobernador Carlos Verna y algunos más que se pusieron a consideración. El PJ o Frejupa, encima, para empezar tendrá que defender nada menos que la banca que ostenta el electo gobernador Sergio Ziliotto. En este marco, y teniendo en cuenta que en el proceso que se inicia desde aquí al cierre de listas se buscará nuevamente el camino del consenso, altas fuentes partidarias adelantaron los cinco principales aspirantes a buscar coronar el 2019 con un nuevo triunfo contundente.

Y allí se arranca con Bensusán, que no es ningún misterio. El ministro es siempre un nombre en danza sometido al tironeo y la discusión en cuanta puja aparece. Además, el también apoderado del partido, fue clave en el armado de unidad que concluyó con la proclamación de Ziliotto como candidato. En criollo, si Verna fue el padre de la unidad entre todos los sectores, el ministro fue el tío. Sin embargo, el titular de la cartera de Gobierno también es una fija para continuar en la cartera desde el 10 de diciembre , dado que – además se siente a gusto-  mantiene una cercana relación con Sergio Ziliotto.

Moralejo es otro que está en la misma situación. Si bien nunca manifestó sus deseos de continuar al frente de Producción, su despliegue y políticas lo consolidaron como uno de los funcionarios más relevantes del gabinete. Repleto de cucardas, acredita acciones como la puesta en marcha de la láctea estatal Mamuu, la casi consolidada reapertura de la planta de Calzar y la apertura de mercados para la carne y productos pampeanos en más de 30 países. Puede meterte alfalfa y cabras en los países árabes o carne en Europa. Así de corta. Si bien siempre se definió como un ministro de Verna, no sólo hay interés de que continúe, también lo piensan para el Congreso.

Pedehontaá, otro de los que entró en la discusión, quizás ostenta un perfil bastante más bajo -al menos mediáticamente, pero aún así ya está instalado como un funcionario destacado y sin fisuras a lo largo de sus distintas gestiones al frente de la cartera de Trabajo, que maneja de taquito. Firme en sus posturas políticas, y dueño de frases para el recuerdo en su defensa del vernismo sin importar los climas y momentos que transite, lo subieron a una alta consideración para lo que viene.

Espartaco Marín, más allá del mal momento que viene pasando al «filtrarse» su nombre en el oficio de la Federal que se enmarca en una investigación de la justicia federal en relación a una presunta red narco, también es uno de los nombres en consideración. En lo concreto, su nombre en la lista es sólo eso. Su nombre en la lista, porque no existe ninguna imputación o sospecha seria en lo inmediato.

Igualmente, el hijo del ex gobernador es el presidente del bloque del PJ y ya consiguió su reelección en los comicios de mayo, por lo que en principio se plantea como al menos difícil la posibilidad. Sin embargo, en los planes está.

Por último aparece Martín Borthiry, ministro de Desarrollo Territorial del que no se sabe aún cuál podría ser su destino, máxime cuando en los planes del futuro gobierno se piensa en un nuevo organigrama en el que la cartera de Desarrollo podría ser absorbida por otro ministerio. Igual, Borthiry también está en el trote.

La opción K

Una semana antes de alumbrar la nota que estás leyendo, apareció como firme el nombre de un dirigente provincial relacionado al kirchnerismo, teniendo en cuenta que -como todo hace suponer- en la boleta de los candidatos pampeanos estará nada menos que la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández.

Igualmente, el peso específico del vernismo y las primeras conversaciones en busca de unidad estarían dejando el camino allanado para que corran estos nombres y negociar espacios más en el plano local para que hagan pie los dirigentes afines al kirchnerismo local.

 

 

Compartilo:

Deja tu comentario