La del Dié, es pampeana: Revuelo en Nápoli por la vuelta de la 10 en James; el único que la uso tras Maradona fue el «Pampa» Sosa

280

Buenos Aires (2b)- Lindo revuelo hay en Europa por la posible llegada del colombiano James Rodríguez al mítico Nápoli de Diego Maradona y la intención de darle la 10. La camiseta, parece sagrada para los napolitanos, que no quieren saber nada con revivirla. Lo dijo Diego Armando Junior y varios históricos, entre ellos el pampeano Roberto «Pampa» Sosa que, entrevistado nada menos que por el prestigioso diario Marca, señaló: «Jamás le daría el 10 de Diego a James». ¿Por qué lo consultaron? El pampeano es ídolo en Nápoles cuando la quiebra lo llevo a la Primera C hasta que alcanzó el ascenso a la A, período durante el cual el pampeano es el único que lució la 10 de Maradona, con permiso de Diego además, dado que el ascenso del Calcio están obligados a usar del 1 al 11.

«Roberto Carlos «Pampa» Sosa (La Pampa, 1975) puede ser un nombre desconocido para el aficionado al fútbol. Jugó en la Liga Argentina a finales de los 90, llegó a debutar con la selección albiceleste y consiguió ser el máximo anotador con Gimnasia y Esgrima en el Clausura 98. Esto le llevó a llegar a Europa y, más tarde, regresar a Boca para sustituir a Martín Palermo», empieza señalando la prestigiosa Marca.

Recuerda además que Sosa, quien empezó su carrera en All Boys de Santa Rosa y luego estalló en Gimnasia y Esgrima La Plata, aterrizó en Italia para jugar en la Serie A. Su casa fue Udinese desde donde retornó a Boca. Años después, volvió a Italia para jugar en la B con Ascoli o Messina a préstamo por el cuadro de Udine. En septiembre de 2004, tras la quiebra del Nápoles y la relegación a Serie C1 (tercera categoría italiana), firmó por el club celeste. ¿El motivo? «Me convencieron al decirme que me convertiría en Rey de Nápoles y volvería a Serie A».

Marca reseña que cuando el Pampa comenzó su andadura en San Paolo, la institución no podía adquirir ni ropa ni pelotas. «La única condición que puse fue que luciría el 10 en el último partido en San Paolo». Este dorsal estaba retirado luego de la marcha de Maradona pero en Serie C, se juegan con dorsales del 1 al 11. Por ello, hasta el ascenso del Nápoles en la temporada 2005/06, se utilizó la «10».

De hecho, la última vez que un jugador de Napóles lució la 10 fue el 20 de abril de 2006. Último partido de un Nápoles ya ascendido a Serie B en San Paolo. Como se había pactado en su llegada, el Pampa Sosa luciría la 10. La camiseta celeste con el número de Maradona saltó a un San Paolo con más de 80 mil espectadores.

«La magia de ese número me hizo hacer un golazo y lloré». Tras ese partido frente al Frosinone el 30 de abril de 2006, la 10 de Diego Armando Maradona nunca se volvió a utilizar: «Bromeó con mis amigos de Napoles diciendo que han pasado jugadores como Hamsik, Lavezzi, Cavani o Higuaín pero el último 10 fui yo».

Ante la posibilidad de que James, de fichar por el club del sur de Italia, luciera ese mítico número, Sosa se sumó a los hinchas: «Jamás le daría el 10, es un talento pero no es ni el 1% de lo que fue Diego». El Pampa añade para finalizar: «El fútbol cambió mucho, en uno o dos años se marcha del Nápoles y quedaría muy mal con la historia del club».

Compartir:

Deja tu comentario