La Ley Justina alcanzó un récord que ya igualó a Europa: Argentina ya tiene 20 donantes de órganos por cada millón y La Pampa con la menor lista de espera

970
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- Desde la puesta en marcha de Ley Justina, impulsada por el senador nacional pampeano Juan Carlos Marino, la donación de órganos sigue perforando récords en Argentina y, lo más importante, provocó una sensible reducción en los tiempos de espera de los pacientes. Así lo resalta el último reporte del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), en el que el país alcanzó su máximo histórico en donación de órganos, con 20 donantes por cada millón. En ese contexto, La Pampa se posiciona como una de las provincias con menos lista de espera, con 10 pacientes.

La Ley impulsada por el radical Marino, a un año de su sanción, empujó números impensados: una tasa de 20 donantes de órganos por millón de habitantes, la más alta de su historia, y por primera vez se aproxima a la del promedio anual de donantes de los países de la Unión Europea (22,3) y de Australia (20,8).

La estadística nacional durante el período antes mencionado señala que se efectuaron 888 procesos con donación de órganos que permitieron que 1.966 personas en lista de espera recibieran un trasplante.

Se indica que el aumento de la donación de órganos posibilitó que varias provincias redujeran la lista de espera para trasplante de córneas, tal el caso de Entre Ríos, Misiones, Corrientes, Formosa, La Pampa, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Chaco, que tienen menos de 10 pacientes en lista de espera.

En marzo pasado, informamos que según el Incucai, Tucumán era la tercera provincia con mayor cantidad de donantes en 2019: se habían efectuado 12 trasplantes en lo que iba del año. La provincia de Mendoza ocupaba entonces el primer lugar en cantidad de donantes, con 8,01 donantes cada un millón de habitantes. Le siguen Entre Ríos, con ocho, y luego Tucumán, con 7,2 donantes. El organismo indicó que enero había sido el mes con más donantes de órganos en diez años.

Este récord se produce luego de que se sancionara en julio de 2018 la ley N° 27.447 de Trasplante de Órganos, Tejidos y Células que “fortaleció el sistema de procuración, agilizó y simplificó los procesos de donación y trasplante, permitiendo que en 2018 se superara la marca histórica de donantes y trasplantes de órganos en nuestro país”, destacó el Incucai.

La norma determina que todos los mayores de 18 años son donantes de órganos, excepto que hayan manifestado su voluntad de no serlo. Siempre los trasplantes se realizan a partir de donantes fallecidos; la donación de órganos en vida se realiza pura y exclusivamente en caso de necesidad extrema y debido a la falta de donantes voluntarios post mortem. La ley respeta la manifestación expresa (afirmativa o negativa) realizada en vida por las personas. Por lo tanto, los familiares del fallecido ya no son los encargados de tomar la decisión. En caso de fallecimiento de menores de 18 años, la autorización para la obtención de los órganos y tejidos debe ser efectuada por ambos progenitores o por aquel que se encuentre presente o el representante legal del menor.

Esta noticia alentadora implica también una mayor responsabilidad porque hay que sostener este significativo logro y avanzar aún más. Si bien la ley N° 27.447 ha allanado el camino para donar órganos, sería importante profundizar en la concientización de la sociedad sobre su importancia porque este noble acto solidario posibilita la prolongación de la vida de otras personas. La educación sigue siendo la mejor herramienta para perder los miedos y derrotar los prejuicios y al mismo tiempo, desarrollar la sensibilidad y el sentimiento de amor por el prójimo.

Compartilo:

Deja tu comentario