Macri se comparó con los congresales de 1816: «Ellos cambiaron el futuro como nosotros y el país hoy exige el mismo paso de grandeza», dijo en Tucumán

35

Buenos Aires (2b)- El presidente Mauricio Macri sostuvo hoy, desde Tucumán, que «no hay marcha atrás cuando se deciden valores innegociables y cuando el pueblo está decidido a ir en una dirección», y expresó que «la Argentina de hoy exige ese mismo paso de grandeza» que dieron los congresales que declararon la Independencia en 1816.

Así lo expresó al hablar esta mañana en la Casa Histórica, en San Miguel de Tucumán, durante el acto central por la celebración del 203 aniversario de la Declaración de la Independencia Nacional, acompañado por el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, funcionarios nacionales y provinciales.

El discurso presidencial comenzó con un mensaje de condolencias a la familia del ex presidente Fernando de la Rúa, quien falleció esta mañana a los 81 años, y a quien recordó como «un dirigente bien intencionado, una buena persona».

Flanqueado por granaderos en el patio interno de la Casa Histórica, Macri trazó un paralelismo entre los congresales que declararon la Independencia en 1816 y los argentinos de hoy. «Ellos cambiaron el futuro, igual que nosotros. No pensaban igual pero tuvieron la grandeza de ver más allá de esas diferencias. Hoy Argentina nos exige ese mismo paso de grandeza. Ellos sabían que había dificultades y que les iba a costar muchísimo, igual que nosotros. Actuaron desde la convicción, tenían valores claros y lo que no querían para sus vidas nunca más», manifestó el jefe del Estado.

Macri remarcó que «no hay marcha atrás cuando se deciden valores innegociables, cuando el pueblo esta decidido a ir en una dirección», y dijo que «empezando a transitar el tercer siglo de vida, los argentinos tenemos que aprender de los que estuvieron acá en 1816, más allá de nuestras diferencias, encarando los problemas de frente y sin miedo».

«Nunca es fácil llevar adelante una transformación tan grande y cambiar de raíz lo que estuvo arraigado durante décadas. Nos pasa a nosotros en nuestra vida personal, le pasa al país, con las transformaciones que necesitamos para avanzar y no quedarnos estancados», aseveró.

Por último, el Presidente concluyó: «No había superhéroes en 1816, tampoco los hay hoy. Somos personas de carne y hueso, ciudadanos comprometidos que podemos unir nuestro entusiasmo y capacidades por este gran sueño que es Argentina».

Compartir:

Deja tu comentario