No se salva nadie: El funcionario que se fundió con un negocio, se enterró con cheques sin fondo y ahora vende autos para pagar 1,5 millón de deuda

351

Santa Rosa (2b)- Si la cosa está mal, está mal para todos. Las crisis no tienen hijos ni entenados: Acuesta a todos por igual. Al menos es justa. Si no, que lo diga el subsecretario de Protección Ciudadana del  Ministerio de Seguridad, Lisandro Ranocchia, quien tras pegarse flor de porrazo con un emprendimiento gastronómico en Santa Rosa, otorgó unos 30 cheques sin fondos para cubrir una deuda de poco más de 1.500.000 pesos, que ahora afrontará en efectivo. Va a vender sus autos y ya recuperó ocho de esos cheques.

El funcionario provincial había iniciado un emprendimiento gastronómico en el centro de Santa Rosa. Un local ubicado en San Martín y Rivadavia, Oveja Negra, que en este caso no fue ninguna excepción como su nombre indica y se lo llevó puesto la crisis.

En los estertores del emprendimiento, el funcionario afrontó diversos pagos a proveedores a través de cheques que rebotaron de lo lindo en medio del fracaso comercial de su apuesta.

Lo cierto es que Ranocchia, aseguran, está afrontando las deudas y por eso pondrá en venta dos vehículos para terminar de subsanar el millón y medio que aún tiene que liquidar con proveedores. En paralelo, ya había tomado préstamos y está pagando intereses de los coletazos que dejó su empresa, cerrada recientemente.

 

Compartir:

Deja tu comentario