Rebelde con causa: Berhongaray se plantó contra Portezuelo; «si no se cumple con el tratado del Colorado habrá perjuicios sociales, económicos y ambientales»

1247
Compartilo:
Santa Rosa (2b)- El primer candidato a diputado nacional de Juntos por el Cambio, el radical Martín Berhongaray, enfrenta esta semana lo que para cualquier otro político, y más aún candidato, se plantearía como una verdadera prueba de fuego. Pero en ésta, pasa caminando por las brasas. Es que la confirmación del decreto del presidente Mauricio Macri garantizando la inyección de más de mil millones de dólares a Mendoza para iniciar la cuestionada obra de Portezuelo del Viento, encontró la férrea resistencia del ahora candidato que integra la colación Juntos: «Siempre voy a defender los derechos de los pampeanos, y nunca voy a abandonar la línea de coherencia en la defensa de los recursos hídricos ni las posiciones históricas que vengo sosteniendo. Soy un convencido de que con argumentos sólidos, vamos a ir transitando un camino que nos va a ir llevando a obtener buenos resultados para el conjunto», señaló el candidato en una entrevista con dosbases. Por lo demás, fue contundente: «Ejecutar la obra de Portezuelo del Viento y no cumplir el Tratado del Colorado en su totalidad, va a traer perjuicios sociales, productivos, económicos y ambientales, y no podemos compartirlo».
Berhongaray mantuvo una extensa entrevista con nosotros, donde fijó una firme posición más allá de la coyuntura política. Y a dos semanas de las PASO. Corta la bocha. Tan corta, que de hecho ratificó comparte muchas de las decisiones adoptadas en materia hídrica por el gobernador peronista Carlos Verna: «Sin dudas el camino de la judicialización es el correcto, de hecho vengo planteando desde hace muchos años que es el único camino que coloca a La Pampa en una posición de fuerza, y que en el tema ríos no existen las banderías políticas. En lo personal, siempre me van a encontrar del lado de los intereses de los pampeanos», señaló.
Igualmente, el radical separó la posición clara de la actual gestión en contraposición con el aval que, tanto en provincia como en Nación con la gestión, tuvo la misma polémica obra que pretende Mendoza. A riesgo de ser reiterativos, te repasamos del largo compromiso del actual diputado provincial con la causa ríos, bandera que heredó de su padre, el histórico dirigente boina Antonio Pacheco Berhongaray, que ya por 1973 la militó de lo lindo en la primera efervecencia chauvinista por nuestros recursos, al punto que le hizo alcanzar a La Pampa un reconocimiento clave en su lucha hacia el futuro con el decreto 1560, que obligó a compartir las regalías hidroeléctricas por partes iguales a las provincias, que en los hechos  significó el primer reconocimiento legal de la interprovincialidad del río Atuel.
Ahora, con elecciones a la vuelta de la esquina, dejó de lado las metáforas y las posturas tibias: «No voy a avalar Portezuelo,  y entiendo que La Pampa eligió el camino correcto por la vía judicial. Tengo una posición histórica al respecto, fui de los primeros que prácticamente en soledad comenzó a decir no a Portezuelo del Viento, cuando la inmensa mayoría me decía que era una locura oponerse porque iba a ser administrada por Coirco (Comité Internacional del Río Colorado)».
El verdadero tratado del Colorado
Sin embargo, rememoró que ya había advertido «cómo las autoridades mendocinas se iban a comportar con respecto a cualquier represa que tengan emplazada en su territorio y que iba a ser manejada de manera unilateral». Y añadió: «Me decían algunos en nuestra provincia que no se podía decir que no a Portezuelo porque esa obra estaba incluida en el Tratado del Colorado, que es un tratado que la provincia de La Pampa firmó en el ’70 junto con el resto de las provincias condóminas (Mendoza, Neuquén, Río Negro y Buenos Aires) y el Estado Nacional. Pero la verdad es que el tratado del Colorado estipula todo un conjunto de obras y una secuencia en el tiempo para que sean ejecutadas de modo de no generar un desbalance hídrico».
En ese marco, también advirtió que «muy poco se habla del trasvase del Río Negro al Colorado, de al menos 50 metros cúbicos por segundo, y en todo ese contexto es claro que ejecutar Portezuelo va a traer perjuicios sociales, productivos y ambientales de consideración». A la vez, graficó que el máximo interés de Mendoza está dado en lograr el trasvase derivador de caudales del Río Grande al Atuel, que para que de simple entendimiento para los pampeanos, implica inyectar un nuevo río, es decir un caudal de 34 metros por segundo».
La vía judicial
«Todo esto es un potencial daño hacia el escurrimiento del Río Colorado. Esta posición la vengo manifestando hace años sin importar quien esté al mando del Ejecutivo Nacional o quien gobierne la provincia de Mendoza. Seguiré defendiendo de manera irrestricta los derechos de los pampeanos y seguiré buscando que se consolide en el país una visión plenamente federal con lo que respecta a la administración de los recursos naturales, que por sus características de interjurisdiccionalidad sen supone que sean administrados en forma compartida, donde participen en las decisiones todas las provincias que son cotitulares, es decir, copropietarias de esos recursos», dijo Berhongaray.
El radical, no dudó en señalar que seguir sosteniendo el mismo pensamiento no implica romper con una estructura partidaria, sino por el contrario es «marcar una línea de coherencia en el sentido de posicionarme en la defensa irrestricta en los derechos de los pampeanos y en el marco de una lucha donde es indispensable adoptar posiciones muy firmes».
«Hace muchísimos años que vengo diciendo que la provincia de La Pampa debía judicializar todos los reclamos que tuviese sobre sus ríos interprovinciales, porque se ha avanzado mucho en el derecho ambiental, sobre todo a partir de la reforma constitucional de 1994 y la sanción del conjunto de leyes de presupuestos, pero le queda muchísimo por avanzar, al derecho ambiental le cuesta avanzar en todo el mundo. Eso es porque detrás de los abusos que muchas veces se cometen en la administración de los recursos naturales, hay fuertes intereses económicos. Yo soy un convencido de que con posiciones firmes, fundamentadas en argumentos sólidos vamos a ir transitando un camino que nos va a ir llevando a obtener, espero que en el futuro cercano, buenos resultados para la provincia de La Pampa», completó.
Tampoco le tiene fe 
Por último, Berhongaray comulgó con las dudas que genera en La Pampa la real concreción de la obra: «A Portezuelo lo vienen anunciando hace mucho tiempo, yo no me olvido que en el 2007 se firmó un decreto nacional donde se ratificó un acta de acuerdo que había firmado el entonces ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, con el entonces gobernador de la provincia de Mendoza, Julio Cobos, donde aseguraba el financiamiento de parte del Estado Nacional de esa obra. También durante el gobierno Nacional pasado se anunció por cadena nacional que se había celebrado un acuerdo con la República China, que incluía entre otras cosas el financiamiento de Portezuelo, estamos en 2019 y hasta ahora no se ha avanzado con esa obra. Siempre digo que el gran logro de la lucha pampeana por el Río Atuel fue generar ese nivel de conciencia hídrica que nos permitió reaccionar como sociedad y más allá de las baterías políticas, para defender nuestro Rio Colorado y decir a tiempo no a Portezuelo del Viento».
Compartilo:

Deja tu comentario