Ya desatan el nudo: John Foos negocia la compra de la planta con Calzar y está cerca el final feliz para los 200 despedidos

428

Santa Rosa (2b)- Pocos días después de las elecciones del 19 de mayo, el gobierno provincial abrió una luz de esperanza para los 200 trabajadores de Calzar que, en septiembre de 2018, quedaron en la calle tras el cierre de la histórica planta. Todo surgió por el interés de la conocida marca John Foos en radicarse en la ciudad, al punto de que en junio sus directivos visitaron Santa Rosa para tomar una prueba a los despedidos, que la pasaron con éxito. Pero las semanas transcurrieron y la incertidumbre crece, algo que -en situaciones tan críticas- se mezcla con la desazón ante la postergación de la definición final. Sin embargo, en las últimas horas trascendió que el acuerdo para reabrir la planta está más cerca que nunca, y de hecho se reduce más a una cuestión inmobiliaria, dado que Alpargatas y John Foos negocian el precio para adquirir el predio.

Días atrás el secretario general de los textiles, Nerio Medina, lamentó que los despedidos aún no tenían novedades en torno a la definición de la empresa John Foos y su potencial arribo para reabrir la fábrica. Incluso, el gremialista especuló que las políticas nacionales «no la están acompañando”, y que esperarían definiciones políticas en octubre para tomar la decisión final.

Incluso, en medio de este panorama, el delegado de Trabajo de Nación en La Pampa, Luis Bertone, salió a pedir empleo para los despedidos pero casi a tono personal, describiendo los oficios generales que pueden desempeñar los obreros textiles en otros rubros.

Pero el panorama, según pudo saber dosbases, no es tan oscuro. Es que, por ahora, la definición final está detenida en una operación inmobiliaria, definitiva para concretar el arribo de John Foos. En ese marco trascendió que entre la oferta de la empresa que pretende arribar y la vendedora, hay una «diferencia» cercana al millón de dólares; nada menor pero tampoco nada insalvable para concretar la operación definitiva.

De esta situación actual, subyace al menos otra confirmación alentadora: el inicio de la negociación para comprar la planta del parque industrial es una demostración implícita de que se decidió concretar la radicación: «La prueba a los trabajadores fue por demás positiva para la empresa; ahora están definiendo la adquisición de la planta, por lo que la definición final no se demorará mucho más», confiaron fuentes de gobierno.

Compartir:

Deja tu comentario