El gas se esfumó de la canasta: Las obras del aeropuerto y la ruta 5 (en La Pampa) «murieron» con la derrota en las PASO y una «reasignación» para la crisis

1085
Compartilo:

Santa Rosa y Buenos Aires (2b)- La derrota en las PASO de Mauricio Macri y el poco promisorio panorama electoral, sumado a la nueva devaluación, obligaron al Ministerio de Transporte, a cargo del flamante líder de campaña de Juntos Guillermo Dietrich a barajar y dar de nuevo. En ese marco, y con las obras bajo la modalidad Participación Público Privada (PPP) liquididas, el gobierno confirmó que mantendrá algunas de las iniciadas y habrá escasas licitaciones. Por eso, la anunciada remodelación del aeropuerto de Santa Rosa, gran promesa de campaña gran, quedó muerta y sepultada, mientras que la autovía de la ruta 5 proseguirá con financiamiento chino y la ejecución de Green, pero sólo en los tramos bonaerenses.

Lo de los aeropuertos la hicieron corta. Nación adelantó que sólo avanzarán con una nueva terminal internacional en Ezeiza, y las reformas de los aeropuertos de Iguazú y Jujuy. En los nuevos planes, también se prevén varios tramos en rutas del interior del país y alrededor de 900 kilómetros de vías en los ramales del Belgrano Cargas.

El gobierno nacional adelantó que es muy probable que el dinero presupuestado para atender nuevos proyectos ahora termine por reasignarse para enfrentar la emergencia. Todas las medidas que anunció el Gobierno tienen que financiarse.

Por ahora, según datos de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP) solo quedaría en pie el corredor sobre la ruta 5, financiado por capitales chinos, y Green, la cenicienta del gobierno porteño, con oscuros que negocios que están en la justicia. Eso sí, las obras sólo se centrarán en la zona de Bragado, a más de 320 kilómetros de la provincia de La Pampa y a 400 de la capital provincial.

La obra pública ya había sufrido una enorme paralización el año pasado, en medio de la devaluación y la crisis cambiaria. Después de la PASO, todo empeoró.

Mientras tanto el Sindicato Trabajadores Viales y Afines de la República Argentina (STVyARA) se pronunció en relación a la paralización de las obras en la Ruta 3 que conecta las localidades de Monte, Las Flores y Azul en provincia de Buenos Aires y se solidarizó con el despido de 55 operarios, que fueron contratados bajo la modalidad del sistema de Participación Público Privada (PPP).

“Esta paralización de obras era más que previsible. Venimos denunciando que la prioridad de este Gobierno en materia de obra pública siempre fue hacer campaña electoral, hablando de que hacen rutas que finalmente no completan”, expuso la titular del gremio, Graciela Aleñá.

En este sentido, consideró que “es realmente muy lamentable que por culpa de esta mala gestión haya más trabajadores que se queden hoy sin su fuente de trabajo. Debemos estar alertas porque esto mismo puede suceder en otras rutas nacionales, como en el caso de la 5 y la 7”.

“El modus operandi del ministro Guillermo Dietrich es siempre el mismo: inaugurar 3 u 8 kilómetros como si se tratase de obras faraónicas, para sacar la foto. El objetivo de esta gestión siempre ha sido claro, desguazar Vialidad Nacional, subvencionar sus propias empresas con las PPP y sacarnos tareas y recursos a los trabajadores viales”, prosiguió la referente sindical.

 

Compartilo:

Deja tu comentario