Hay que ver a cuanto está el dólar cuando salga: un año de prisión efectiva para un joven por varios delitos; entre ellos, amenazó al padre con matarlo porque no le dio un cordero

101

Santa Rosa (2b)El juez de control santarroseño, Carlos Matías Chapalcaz, condenó a un joven a un año de prisión de cumplimiento efectivo por resultar autor material de varios delitos y a su cómplice por resistencia a la autoridad.

La condena recayó sobre Franco Darío Maier por robo simple en grado de tentativa, resistencia a la autoridad, daño y amenazas simples, todos en concurso real entre sí, en tres expedientes distintos.  En el mismo fallo también condenó a Oscar Hugo Navarlaz a un mes de prisión efectiva por resistencia a la autoridad y dispuso que deberá constituirse detenido en el término de cinco días de notificado de la sentencia.

Las causas se resolvieron por el procedimiento de juicio abreviado, a partir de un acuerdo rubricado por la fiscala María Cecilia Molinari, las defensoras oficiales Mariel Annecchni y Silvina Blanco Gómez y ambos imputados, Maier, un jornalero de 23 años, y Navarlaz, un hachero de 45.

El primer hecho se produjo el 14 de abril del año pasado, por la noche, cuando Maier fue hasta el domicilio de otro hombre para invitarlo a un cumpleaños. Este último aceptó y ambos se fueron en un VW Gacel conducido por el imputado. “Se dirigieron por el acceso oeste hacia la ruta provincial 1, resultándole ello sospechoso (al acompañante), por lo que se asustó y escondió entre medio del asiento y el respaldo del asiento trasero la suma de 3.000 pesos –dice el fallo–. En un momento dado Maier detuvo la marcha, donde lo esperaba otro masculino aún no identificado; oportunidad en la comenzó a solicitarle dinero a la víctima, revisándole los bolsillos, propinándole golpes de puño y patadas, luego de lo cual se retiró junto a la restante persona, dejando al damnificado en el sitio”.

Once días después ocurrió el segundo suceso, cuando el 25 de abril, también a la noche, se produjeron daños en ventanas, vidrios, postigos y celosías de otra casa en Riglos. A posterior, Maier y Navarlaz –junto a un tercer involucrado– agredieron físicamente a un comisario y a dos agentes policiales al momento de ser aprehendidos. A raíz de ellos, los tres policías sufrieron hematomas, escoriaciones y edemas en manos y pómulos.

Por último, el 13 de marzo de este año, Maier profirió a la tarde “dichos amedrentantes” a su padre, tales como “me compré una escopeta recortada y cuando compre los cartuchos voy a ir a tu casa y te voy a limpiar, a vos, a tu señora y a tu hijo”; y luego, a las 20, le expresó: “ya tengo los cartuchos, me los dio V., te voy a esperar en el campo y te voy a cagar matando, no vayas a andar llorando maricón de mierda”. Ello fue como respuesta a la negativa del progenitor de entregarle un cordero y 500 pesos.

Compartir:

Deja tu comentario