Pulverizado por la importación, por la crisis: El gremio textil desapareció en La Pampa; llegó a tener 1.500 afiliados y hoy no hay nadie para representar

129

Gentileza Mauro Monteiro

Santa Rosa (2b)- A principios de la década del 90´,  la Asociación Obrera Textil no daba abasto con las fichas de afiliación en La Pampa, y a esa altura el Parque Industrial de Santa Rosa era un avispero de máquinas de coser. Alpargates, bolsas Panam e Indumentaria Argentina forzaban un desfile diario de más de 2 mil obreros en el Parque Industrial de Santa Rosa, atestado de motos, bicis y autos de laburantes. A 25 años de aquella postal, a la sede del gremio se la comen los yuyos, ya no hay casi afiliados que representar y el sindicato llegó a su fin. El cierre de Alpargatas, fue el golpe letal.

«La verdad que el último golpe de la planta de Alpargatas determinó esta situación. Ya no hay nada más que hacer; no tenemos compañeros que representar pero al menos me voy con la cabeza en alto, sabiendo que la peleé hasta el último día», aseguró Nerio Medina, el secretario general del ahora extinto gremio, en diálogo con dosbases.

La sede de la Textil, en Estrada al 500, ya sin carteles y abandonada.

La crisis, la falta de consumo y la brutal apertura a las exportaciones virtualmente pulverizaron al gremio. El año pasado, con el cierre de Calzar y los masivos despidos, el histórico gremio entró en una debacle imposible de remotar: Primero dejaron de prestar servicio con su obra social, y para el lunes les toca acatar la última orden: «Nos dijeron que teníamos que sacar el cartel porque la Asociación no puede afrontar más los gastos de servicios. La casa se pone en venta», contó Medina.

«La única ilusión es que haya un cambio de política y se reactive la industria textil que en el país está en una debacle total. La industria nacional es lo único que nos puede salvar y tal vez volver a reactivar alguna vez el gremio, con compañeros trabajando», sostuvo el dirigente.

Con más de 20 años en la Asociación y 15 de ellos como secretario general, rememoró el pasado de gloria, tan distante con la cruda realidad actual: «En los 90 más de 1.300 estaban afiliados, y hay que tener en cuenta que la vieja Calzar tenía 1.700 empleados, la fábrica de bolsas 400 y más de 100 Indumentaria Argentina. Toda esa gente iba al parque industrial a diario», evocó.

 

Compartir:

Deja tu comentario