Cupo al hambre: A la escuelita hogar El Tala, de Rancul, ya le sacaron dos docentes y no dejan «entrar» más pibes, algunos están en situación de calle

2403
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- El gobierno de La Pampa encaró en los últimos años una fuerte cruzada de ayuda social para sostener tanto los recortes de Nación como los efectos de las sucesivas devaluaciones. Pero la burocracia, aplicada con el peor de los manuales, puede hacer estragos cuando de hambre y abandono hablamos. Esas consecuencias están padeciendo los pibes y docentes de la Escuela Hogar ubicada en el Paraje El Tala, en el Departamento de Rancul y situada entre ese pueblo e Ingeniero Luiggi, donde ahora quedan sólo 22 alumnos de los casi 50 que tenía hasta hace un par de años. Según denunciaron, en la actualidad sólo quedan dos maestras, más los profes de inglés y técnica agropecuaria y de música, tras achicarse los cargos de docente de Eduación Física y la maestra que tenía a cargo de 4° a 6° grado. Tampoco dejan entrar más chicos, en su mayoría de familias humildes y en situaciones de abandono provenientes de Luiggi, Rancul y hasta Embajador Martini.

La escuelita de El Tala tiene más de 50 años de vida y es una institución histórica. Chicos con carencias e hijos de trabajadores rurales de la zona norte, asisten desde hace décadas a ese lugar olvidado, pero confortable. La escuela ubicada cerca del cruce de las rutas 11 y 2, no recibe chicos desde el año pasado, e incluso dos pequeños de 5, entre ellos una nena de Martini que según pudo averiguar dosbases habría sido víctima de abusos, no pudo quedarse dado que ya no hay jardín.

Si estás leyendo esta nota es simple: las autoridades de Educación no dan respuestas a los reclamos. Incluso, en la reciente feria de Ciencias los chicos de El Tala se llevaron un premio, pero la docente que motivó su trabajo ya no está, cayó en el recorte. El reclamo por este hecho, aseguraron a dosbases, molestó a funcionarios de la cartera educativa.

En medio de esta situación nos comunicamos con Marcela Reyes, la maestra de música, quien confirmó la situación y detalló que, al día de hoy, junto a ella sólo hay dos docentes más y un par de profes: la de inicial y la de segundo y tercer grado, la que educaba a los chicos de 4° a 6° ya no está, y tampoco el de Educación Física.

Los chicos la rompieron en la reciente feria de Ciencias en Luiggi.

«Realmente vienen chicos que pasan hambre y arrastran sufrimientos terrribles. Afortunadamente, el intendente de Luiggi (Oscar Zanoli) nos da una mano tremenda en todo lo que puede, al igual que el intendente de Rancul (Horacio Castro), que hasta nos ayuda con la movilidad», contó la docente.

Sin embargo, desde Educación no hay respuestas. O peor aún, el típico malestar cuando se hace presente un reclamo, y encima valedero. Según contaron, los docentes también advirtieron de la grave situación al gremio de Utelpa, que prometió tomar cartas en el asunto con el tema de los cargos, mientras que -según indicaron- también el procurador y candidato a diputado nacional, Hernán Pérez Araujo, visitó la escuela recientemente y se comprometió a investigar la situación.

Mientras tanto, la escuela trabaja a menos de la mitad de su histórica capacidad, y en el marco de una crisis galopante, incluso en materia alimentaria.

 

 

Compartilo:

Deja tu comentario