Bien solidaria, con ellos: La CPE le extiende la «licencia» con goce al jerárquico acosador e investigado

533
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- Con el tradicional blindaje mediático como aliado y con un medio propio que no pretenderemos ejerza la libertad de expresión para hacerse un harakiri, las autoridades de la Cooperativa Popular de Electricidad apuestan al silencio y a llamativas medidas que parecen contradecir sus declamaciones en un año marcado por los escándalos de acoso y discriminación por parte de sus jerárquicos. Es que a pesar de la denuncia que pesa contra Darío Quaglia, investigado en la Unidad Funcional de Género por acosar sexual y laboralmente de una empleada, el encargado de la plata de gas de la CPE acaba de recibir una nueva extensión de la licencia que recibió de parte del Consejo de Administración. A pesar del férreo hermetismo, al menos para con dosbases, tampoco se adoptaron medidas contra el otro jerárquico que, tras acosar y discriminar constantemente a un joven de maestranza por su condición sexual, lo echó de su trabajo.

La mujer que reveló el caso de acoso por parte del encargado de la planta de gas se presentó a principios de mes en la Unidad Funcional de Género, acompañada por una letrada de la Secretaría de la Mujer. Poco después, a ese caso se sumó el Rubén Martínez, jefe del área de Mantenimiento y Maestranza, quien según una denuncia (la primera de ellas en enero), se la agarró con un joven trabajador -Daniel Calvente-  quien “acusaba” de ser homosexual. Martínez, allá por enero, hasta le lanzó una advertencia: “te voy a hacer echar”. Y así fue, finalmente el joven fue expulsado, a pesar de haber recibido varias felicitaciones por su trabajo.

Desde la CPE a pesar del ensayo de preocupación y autocrítica, tiene gestos que no se condicen con su propio relato. Acaban de formalizar la licencia de Quaglia y Martínez sigue cobrando su sueldo como si nada.

 

Compartilo:

Deja tu comentario