La gran excusa: Mendoza lanzó un lapidario informe; esperan 11% menos de agua y el décimo año de sequía

47

Santa Rosa y Buenos Aires (2b)- Los caudales de los ríos de Mendoza en la temporada 2019/2020 transportaran alrededor de un 11 % menos de agua que en la temporada anterior y todas las cuencas estarán por debajo de la media histórica, según estimaciones realizadas por el Departamento General de Irrigación (DGI). El Atuel, por supuesto, está dentro de los ríos críticos para el gobierno mendocino, por lo que se descuenta que la provincia vecina seguirá incumpliendo el fallo de la Corte sobre el caudal mínimo que debe ingresar a La Pampa.

Según la estimación anual que realiza el organismo del agua, la disponibilidad total de la misma en la provincia, para la próxima temporada y para los ríos con hectáreas bajo riego, se espera que sea del 54% de un año medio, detallaron hoy fuentes de Irrigación.

«Se trata de generar conciencia. El año pasado dijimos que esto no era una emergencia. Había que cambiar ese paradigma y en función de eso, generar acciones necesarias para cuidar el recurso hídrico. Hace 10 u 11 años que se repiten los panoramas año tras año, dependiendo el río, hay menor cantidad de agua disponible», aseguró el Superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli, al comienzo de su presentación.

«Independientemente de en qué sector estemos trabajando, todos tenemos que hacer algo para mejorar la eficiencia y contribuir en mayor o menor medida a que nos vaya mejor. Nadie que tiene hoy una concesión de agua en Mendoza se puede dar el lujo de derrocharla», agregó Marinelli.

«Con la foto de hoy, la única esperanza somos nosotros mismos. El gobierno también, afrontando en cada sector productivo una visión más integral de lo que se debe hacer para dar respuesta, planificación y apoyo a los distintos sectores de la provincia», dijo el Superintendente.

En tanto, el director de gestión Hídrica de Irrigación, Rubén Villodas, fue el encargado de presentar la estimación anual realizada por el organismo.
«El total de agua disponible en la provincia, para la temporada 2019/2020, para los ríos con áreas bajo riego, se espera que sea del 54% de un año medio» destacó.

«Considerando el pronóstico 2019/2020 y la superficie bajo riego al día, en las cuencas correspondientes, la situación más crítica es la del río Tunuyán, no por tener un mal porcentaje de escurrimiento en sus ríos, sino porque tiene muchas hectáreas para regar», explicó.

«En general, se espera que en la temporada 2019/2020 haya alrededor de un 11% menos de agua de la 2018/2019», concluyó Villodas.

Compartir:

Deja tu comentario