No va a quedar nadie: La histórica empresa El Rápido entra en quiebra, perdió sus rutas y 270 choferes quedan sin trabajo

355

Buenos Aires (2b)- La histórica empresa de transporte de pasajeros El Rápido quedó al borde de la quiebra, luego de reclamar sin éxito una deuda de subsidios de $150 millones que no es pagada por la provincia de Buenos Aires desde enero de este año.  Casi 270 choferes podrían quedar sin trabajo, luego de que la empresa no pudo abonar los sueldos de septiembre y tras diez días de paro, la Secretaría de Transporte cedió las rutas para que las exploten otras tres empresas.

El Rápido opera larga distancia, sin embargo, es la empresa de transporte interurbano más grande de la provincia. Se estima que el 40% de los pasajeros transportados dentro de Buenos Aires se trasladan por El Rápido. Fundada hace 75 años, desde 1985 es operada por la familia Calvete. Su servicio recorría 58 municipios y transportaba a 800.000 personas.

La situación de esta compañía es muy complicada, hacia más de dos años que no cobra los subsidios nacionales porque estaba penalizada por deudas con la AFIP. En junio del año pasado, se presentó en convocatoria, sin embargo, Nación mantuvo interrumpido el pago de los subsidios. La empresa siguió operando y dando trabajo a 286 choferes, con la promesa de que la situación se iba a regularizar.

A principio de año, cuando los subsidios pasaron de Nación a provincia de Buenos Aires, los dueños de El Rápido siguieron sin cobrar. Sólo desde enero, la deuda asciende a $150 millones. Esto hizo que las unidades no se renovarán y se reacondicionarán lo mínimo e indispensable. Cada vez se complicaba más la situación y después del último paro que arrancó el 2 de octubre, por la falta de pago de septiembre, horas extraordinarias y viáticos, tomó intervención el ministerio de Trabajo bonaerense.

A fin de la semana pasada, la Subsecretaría de Transporte le cedió provisoriamente las rutas a las empresas Plusmar (línea 301), Expreso Tigre Iguazú (línea 344) y Unión Platense (línea 417). Todavía no está resuelta la situación de la empresa El Rápido y de sus trabajadores.

La liberación de precios de los combustibles, las tarifas atrasadas que aseguran tener los empresarios del sector, sumado a la devaluación que afectó al recambio de unidades, hace que el transporte de pasajeros tenga unidades cada vez en peores condiciones. El Rápido no es la única empresa que atraviesa graves problemas.

Compartir:

Deja tu comentario