Es mejor que veamos a otros partidos: La UCR y el PRO se tomarán «un tiempo» en La Pampa para discutir la continuidad de la alianza

494
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- Como esas relaciones horadadas por el devenir de ese combo de fricciones y rutinas, la UCR pampeana y el PRO parecen encaminarse a dejar atrás -al menos por un tiempo- los dardos y los chisporroteos en la álgida discusión por la continuidad de Cambiemos. Es que, como en esas intensas convivencias de pareja, para los socios pampeanos llega el momento de tomarse ese «tiempo», pero que en este caso no desde la acepción eufemística de la que echa mano una novia para dejarte o un novio para rajarse, sino más bien abriendo un compás de tiempo que, claro, estará marcado por el ritmo electoral: «Debemos avanzar en las coincidencias, pero hay momentos y momentos; vamos a seguir relacionados, pero la discusión para ver si seguimos y cómo seguimos será en un próximo proceso electoral», confió Julio Tito Pechín, presidente de la UCR.

Dosbases olió sangre y llamó enseguida. La situación en Bolivia, amén de la gravedad per se para el vecino país y la región, también actuó como catalizador de la tensión aún palpable entre las fuerzas mayoritarias de Juntos por el Cambio (Cambiemos). Así, mientras el Comité Capital de Hipólito Poli Altolaguirre y el de Provincia salieron a condenar el golpe, en consonancia con el partido nacional, el PRO y el macrismo en general negaron terminantemente que se haya tratado un ataque al orden constitucional.

En ese sentido, Pechín sostuvo a 2b que para los radicales no hay medias tintas en este caso: «Expresamos nuestro repudio al quiebre institucional, que es lo que ha sucedido en Bolivia». Sin embargo, al menos por ahora, le restó toda importancia a las manifestaciones del el PRO: «Entiendo que vivimos en un país con una centroizquierda y una centroderecha bastante marcadas. En lo que hace a los radicales no es nada nuevo o sorprendente esta postura contraria a los quiebres institucionales», dijo.

Eso, traducido en la relación con el PRO, para Pechín es simple: «tenemos que avanzar en coincidencias programáticas, pero será más adelante. Ahora, el partido tendrá que discutir en su Convención el futuro, ver qué se decide también a nivel nacional y trabajaremos para seguir mejorando como ocurrió con la elección general, donde obtuvimos un gran resultado con Martín Berhongaray, potenciado con lo ocurrido en General Pico», agregó.

En resumen, para el titular del radicalismo será el momento de que cada partido se tome un respiro y encarar una potencial alianza, si es posible, en un nuevo proceso electoral: «Tenemos por delante una discusión en cuanto al rol de cada bloque en la Legislatura, es cierto, pero por lo demás es momento de que cada uno se fortalezca y más adelante se discutirá, porque al fin y al cabo esos debates llegan con cada elección», expresó.

Igualmente, el fin del año llegará con una agenda cargada para los radicales. Por empezar, el próximo 23 se viene un encuentro clave en el Comité de Guatraché, bastión de los rebeldes del Sur que nada quieren saber con el macrismo. Poco después, se vendrá un gran encuentro provincial que motoriza el PRO y el propio Carlos Javier Mac Allister para cerrar un año por demás agitado con dirigentes y militantes de ambas fuerzas: «Recibimos la invitación, no tenemos pensado discutir nada relacionado al futuro sino más bien culminar un año que fue extenso, marcado por varias elecciones», contó Pechín.

Para diciembre, además, está prevista nada menos que la última Convención Provincial, que sin embargo sólo se centrará en conformar las comisiones partidarias. Pero el interés estará dado en la vuelta de algunos dirigentes, como el caso de Juan Carlos Marino, y el reencuentro de todos las figuritas boinas.

Si bien no se tratará el tema porque no lo prevé la carta orgánica, el senador Marino ya adelantó que llegará con la propuesta de «fraccionar» al partido en cuatro regiones pampeanas: «El interior es la fuerza de la UCR y su poder territorial; es necesario que cobren más protagonismo», adelantó.

 

Compartilo:

Deja tu comentario