La plaza se llenó de colores pero no de River: Marcharon por el Orgullo de las Disidencias en Santa Rosa; festejaron y se besaron a frente de la catedral

375
Compartir:

Santa Rosa (2b)- Se realizó esta tarde la primera Marcha del Orgullo de las Disidencias en Santa Rosa y la plaza San Martín se colmó de colores, pero no de River. El evento – declarado de interés legislativo y municipal- contó con la participación de alrededor de 300 personas; con el objetivo de visibilizar a travestis, transexuales, tránsgéneros, lesbianas, gays, bisexuales, intersex, queer, no binaries: es decir, todas las disidencias que se encuentran al margen de la “heteronormatividad” que impone el sistema capitalista. Los colectivos disidentes se concentraron en la plaza, y mientras  se desarrollaba la misa que se llevaba a cabo en la Cátedral; aprovecharon para besarse en frente de los feligreses en forma de protesta. La marcha se desenvolvió en paz, a pesar de que se esperaba una avalancha eufórica de hinchas de River en el mismo horario para disputar la plaza; al final no sucedió tal festejo.

Foto: Mariano Suárez Becerra

El día del orgullo disidente comenzó alrededor de las 18 hs, en la plaza Santa Martín. Numerosas columnas de jóvenes disidente llegaban durante la tarde nublada de este sábado; esperando a que el sistema capitalista patriarcal y machista algún día se termine. En la movilización también se llevaron a cabo talleres sobre Disidencia Sexual, Educación Sexual Integral con perspectiva de género, Prevención de Enfermedades e Infecciones, activismo Gorde y Antispecismo (entre otras más). Los reclamos estaban orientados a exigirle al Estado políticas públicas y mayor presupuesto para la cuestión de géneros. Entre los reclamos concretos aparecen el cupo trans, el cese de los travesticidios, tranfemicidios y femicidios, el aborto legal seguro y gratuito, distribución gratuita de latex; hasta el repudio al golpe de Estado en Bolivia.

Foto: Mariano Suárez Becerra

La caminata se dirigió hasta la rotonda y en la inmediación de la Casa de gobierno.  Jóvenes y adultos de la disidencia sexual circulaban por las calles de la Avenida San Martín onda drag queen, ante la mirada de las pocas personas que se paseaban en una tarde en que River se jugaba la final de la Copa Libertadores. La derrota del equipo de Gallardo no es un dato menor, ya que en caso de haber ganado, la Marcha del Orgullo iba a tener que disputarse la Plaza con los hinchas de River, y soportar los cánticos machistas típicos del deporte.

Foto: Mariano Suárez Becerra

Por último, la disidencia se detuvo al frente de la catedral, donde se realizaba la misa. Las parejitas comenzaron besarse en señal de protesta; porque entienden que la Iglesia es una institución que se opone a las libertades sexuales y ha fomentado los valores heteros en la sociedad.  La jornada continua hasta la medianoche en la plaza, donde participaran bandas musicales y Dj para bailar.

Compartir:

Deja tu comentario