Los militares ya coparon las calles de Bolivia: Evo mostró su «escondite» y luego partió a México para buscar asilo

329
Compartir:

Buenos Aires (2b)- Mientras los militares finalmente coparon las calles de La Paz, el Alto y el resto del país para «reestablecer el orden», el presidente Evo Morales viajó esta noche a México en busca de asilo político tras consumarse un golpe de estado. Poco antes el presidente mostró las condiciones en las que está oculto en Cochabamba: «Así fue mi primera noche después de dejar la presidencia forzado por el golpe de Mesa y Camacho con ayuda de la Policía. Así recordé tiempos de dirigente. Muy agradecido con mis hermanos de las federaciones del Trópico de Cochabamba por brindarnos seguridad y cuidado», publicó en redes. 

Evo Morales partió hacia México cerca de las 23 horas, país que le concedió asilo político y le ofreció también la condición de refugiado. Igual dijo que regresará pronto a  «con más fuerza y energía».

«Hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida. Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía», señaló en Twitter.

«Para un presidente indígena que representa al pueblo humilde, la Policía se amotina y da golpe mientras las FFAA piden su renuncia. Para políticos neoliberales que ostentan poder económico, Policía y FFAA reprimen al pueblo que defiende la democracia con justicia, paz e igualdad», sostuvo Evo minutos después de que la Policía se declarara «desbordada» pidiendo el auxilio militar.

Cerca de las 22 horas de la Argentina, las fuerzas armadas bolivianas salieron a las calles a reprimir cualquier protesta o incidente que generen reclamos en favor del presidente que se vio forzado a renunciar ayer.

Compartir:

Deja tu comentario