Qué semanita para la Iglesia Católica pampeana: Cura párroco condenado en Victorica fue detenido ahora en Chos Malal por un caso de abuso en 2012

462
Compartir:

Santa Rosa (2b) – La Iglesia Católica en La Pampa no tiene paz. Un cura que tiene una sentencia a cinco años en Victorica por abuso a un joven de la localidad, ahora fue acusado en Trelew y extraditado a Chubut. El caso se conoció ayer, pocas horas después de la denuncia y expulsión del cura Hugo Peirini en Santa Rosa y  a días de la formalización del cura de Intendente Alvear, Jose Miguel Padilla, ambos por abuso contra menores.

«Un sacerdote identificado como Héctor Coñuel, de 44 años, fue detenido ayer en Chos Malal, Río Negro, y será trasladado a Trelew donde está acusado de abuso sexual agravado contra un joven», consingó el Diario Río Negro. Además, Coñuel tiene una condena por abuso sexual simple en La Pampa.

La información fue suministrada a «Río Negro» por el padre Vicente Tirabasso, vicario inspectorial. Cabe destacar que en Victorica, el abuso se cometió en la casa de la Iglesia Nuestra Señora de la Merced, edificio donde funciona la escuela secundaria del Instituto San Juan Bosco de Victorica. Explicó que Coñuel estaba viviendo en Chos Malal en una casa salesiana, «suspendido en su actividad sacerdotal y sin tomar contacto con menores de edad», consignó el Diario Río Negro.

Señaló también que su condena en La Pampa, a cinco años de prisión, «no está firme» ya que se encuentra apelada ante un Tribunal de Impugnación. «Ahora apareció esta denuncia por un hecho que nosotros desconocíamos, de un joven de Trelew, ocurrida hace muchos años», agregó. Habría sido en 2012.

«Prestamos nuestra colaboración a la Justicia como pide el papa Francisco, hemos acompañado a las víctimas, y estamos para dar toda la información», dijo Tirabasso.

Reconstruyó los últimos años de Coñuel: estuvo en Trelew entre 2008 y 2013, luego fue a General Pico, de allí a Victorica (ambas localidades de La Pampa) donde lo denunciaron por abuso y fue condenado en 2015 a 5 años de prisión pero quedó en libertad a la espera de que la sentencia quede firme. «El fiscal le impuso una perimetral para impedir que se acercara a la víctima. Como Victorica es una localidad muy pequeña, acordamos que se mudara a Bariloche y después a Chos Malal», explicó el vicario. El cura denunciado vive en la ciudad del norte neuquino, donde lo detuvieron.

Fuentes de la fiscalía de Neuquén explicaron que se realizará una audiencia de control de detención y empezará a correr el plazo de diez días para que la policía de Chubut venga a buscar a Coñuel y lo traslade a Trelew para el nuevo proceso.

Foto Infohuella

Compartir:

Deja tu comentario