Si va a trabajar, se defenderá: El SITRAJ fue al STJ ante el despido de un trabajador en Pico por una defensora que faltó 146 días a trabajar

604
Compartilo:

Santa Rosa (2b) – El SITRAJ entregó uno nota al Superior Tribunal de Justicia (STJ), reclamando por la situación del trabajador despedido en General Pico. El gremio considera que la decisión «no tiene fundamentos razonables» y cuestionaron a la defensora Manuela Rosales, quien hizo mención a las faltas del trabajador para tomar la decisión pero ella no concurrió a trabajar en 146 ocasiones.

La nota entregada al STJ por el SITRAJ La PAmpa expresa textualmente:

Lxs trabbajadorxs Judiciales de la Provincia de La Pampa repudiamos enérgicamente la resolución  295/19 del Superior Tribunal de Justicia de La Pampa por la cual dispuso dejar sin efecto, sin fundamentos razonables, la contratación de un compañero de General Pico

Esta medida, consecuencia del informe negativo suscripto por la titular de la Defensoría Civil de la ciudad de General Pico, Dra. Manuela Rosales, quien realizó una evaluación negativa sustentándola en menciones genéricas y abstractas respecto al rendimiento del compañero y a las inasistencias (justificadas) del mismo en virtud de la condición de discapacidad que sufre su hijo.

Este informe, con marcado sesgo discriminatorio, fue refrendado por el Defensor General Dr. Eduardo Aguirre y el Procurador General Dr. Bongianino y forma parte del expediente administrativo de contratación del trabajador.

Por otra parte, el Superior Tribunal de Justicia, al prescindir de los servicios del compañero incurre en una evidente injusticia, vulnerando su derecho de defensa, ya que no tuvo acceso al informe mencionado a  los fines de conocer, refutar y probar la inexactitud el mismo.

Debemos recordar que el trabajo es uno de los derechos fundamentales de los seres humanos, reconocido como tal en diversos instrumentos internacionales, entre ellas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y lo establecido por el artículo 14 bis de nuestra Constitución Nacional “El trabajo en sus diversas formas gozara de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor (…), igual remuneración por igual tarea; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público (…)

Desafortunadamente, el trabajador se encuentra a sometido a evaluaciones de desempeñaba las cuales, como parte interesada, no tuvo acceso a los fundamentos, que a nuestro entender son son infundados, carentes de lógica, irracionales, discriminatorios y arbitrarios.

La evaluación de desempeño cuenta de cuatro puntos a evaluar: conocimiento de la función, capacidad de trabajar en equipo, soluciones de problemas e innovación, responsabilidad total.

El compañero fue evaluado en tres oportunidades, con resultados positivos en las dos primeras. En tanto en la tercera evaluación, manifiestamente discriminatoria, la Dra. Manuela Rosales argumenta: “(…) debo evidenciar que las reiteradas inasistencias, – por cierto, debidamente justificada por la secretaria de RRHH – no han permitido al contratado finalizar el proceso de inserción en el ámbito de trabajo (…)”.

Resulta pertinente mencionar que  40 inasistencias del trabajador, a las cuales se refiere la funcionaria ROSALES corresponden a las establecidas por la ley 1349 (licencia especial para tratamiento de hijo discapacitado para los agentes de la administración pública), circunstancia que permite sospechar de la existencia de un acto discriminatorio respecto del trabajador.

con el agravante de que la funcionaria Dra. Manuela ROSALES defensora Civil 1 de General Pico tiene 146 días de inasistencias, preguntándonos entonces ¿cómo hizo para evaluar al trabajador?

Por lo expuesto manifestamos el repudio de la evaluación firmada por Dra: Manuela Rosales, avaladas por el Ministerio Publico y el Superior Tribunal de Justicia que deja cesante a nuestro compañero, estigmatizando y provocando daños personales irreparables al mismo.

 

 

 

Compartilo:

Deja tu comentario