Balotaje al prejuicio: La vice electa de Acha discriminó a un pibe elegido mejor compañero; lo humilló e hizo votar de nuevo al curso pero el chico ganó por paliza

2351
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- Por suerte, o no, a partir del 10 de diciembre Judit Acri dejará la docencia por un tiempo para asumir como viceintendenta de General Acha acompañando al radical Abel Sabarots. Pero como despedida, en su rol de directora de un colegio de la ciudad de Acha, tuvo una repudiable actitud que le valió una denuncia ante el Ministerio de Educación y una exposición en el INADI. Es que en un flagrante caso de discriminación, Acri se opuso a la elección de Valentín, un chico de 16 años, como mejor compañero de su curso, al punto que consideró la votación fue una «tomada de pelo» porque -desde su visión- no acreditaba las condiciones para tamaña distinción. Lejos de detenerse, Acri obligó a los chicos a votar de nuevo, pero la jugada le salió mal: de los 14 que lo habían elegido entre 27 compañeros, pasó a casi 20 votos.

Ocurrió el jueves pasado y es lo único bueno de esta historia, dado que Valentín y los alumnos de tercero del colegio Valle Argentino le dieron un buen correctivo a la discriminación. El pibe fue sometido a un escarnio en el aula, humillado delante de todos, pero sus compañeros bancaron la decisión más allá del apriete y al final, este mismo martes recibirá su medalla.

Pero, como siempre, el silencio oficial en torno al caso despertó el malestar de la mamá del chico, Verónica, quien ante la inacción de las autoridades provinciales del Sur, llamó directo a Casa de Gobierno para denunciar el hecho. El miedo al escrache mediático, es decir esto que hacemos, fue lo único que generó un atisbo de reacción: En las últimas horas, «invitaron» a la mamá a una reunión con Gladys Cruseño, coordinadora de la Zona Sur y futura directora de Educación Técnica en el gobierno de Sergio Ziliotto.

Los motivos de tamaña reacción de Acri son un misterio. Valentín es repitente, pero se trata sólo de un detalle, porque en lo concreto no tiene problemas de conducta y, de hecho, en tan sólo un año de compartir aula con sus nuevos compañeros lo votaron masivamente.

«La única particularidad es que repitió, es quizás lo único raro que podría decir para meterme en la cabeza de ella para entender el por qué de esta humillación. A mí no me dieron explicaciones», contó Verónica a dosbases esta mañana, antes de viajar a Santa Rosa para denunciar el caso en el INADI.

«Básicamente le dijo a los chicos que no podía ser. Que era una tomada de pelo y los hizo votar de nuevo. Nunca dijo por qué, sólo les dijo que él no podía ser elegido, que no reunía las condiciones, y por suerte sus compaleros respondieron de igual forma, ratificándolo y todavía con más votos», agregó.

La madre mostró su preocupación por la actitud de la directora: «nunca me pidió perdón, ni se inmutó, y tengo entendido que está haciendo un descargo por las dudas. Por suerte conté con el acompañamiento de madres de mi hijo. Es importante lo que hicieron los chicos para que esto no lo afecte, podría golpear muy fuerte su autoestima», cerró.

Compartilo:

Deja tu comentario