Empiezan a llover las quejas: Alberto estableció la doble indemnización y modificó el esquema de retenciones agropecuarias

627
Compartilo:

Santa Rosa (2b) – En el marco de las primeras medidas destinadas a sacar de la emergencia a los que menos tienen, el gobierno de Alberto Fernández dispuso dos medidas claves en el primer fin de semana como presidente: decretó la doble indemnización por un periodo de 180 días en caso de “despidos sin justa causa” y estableció un cambio en el régimen de retenciones a las exportaciones agropecuarias.

El presidente Alberto Fernández firmó el viernes por la noche un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para establecer la doble indemnización por un periodo de 180 días en caso de “despidos sin justa causa” y “ante la necesidad de detener el agravamiento de la crisis laboral”.

El decreto, que lleva la firma del Presidente y de todos los ministros, oficializa la emergencia pública en materia ocupacional por 6 meses. Es decir que en caso de despidos sin justa causa “los trabajadores afectados tendrán derecho a percibir el doble de la indemnización correspondiente de conformidad a la legislación vigente”, explicaron en Casa Rosada.

El Gobierno aclaró que la medida no aplica a las contrataciones celebradas “con posterioridad a su entrada en vigencia“. Es decir, desde la próxima semana.

“En los considerandos del decreto, el Poder Ejecutivo remarca que la tasa de desempleo se ha incrementado hasta el 10,6% en el segundo trimestre de 2019, un punto porcentual superior a un año atrás, con tasas que en el caso de los jóvenes superan el 18% en los varones y el 23% entre las mujeres”, resaltó el Gobierno a través de un comunicado, en el que además aprovechó para criticar el veto de Mauricio Macri en el 2016 de la ley anti despidos votada por el PJ en el Parlamento. “Provocó la pérdida de 111 mil puestos de trabajo registrados”, remarcó la administración del Frente de Todos.

El DNU va en sintonía con el paquete de leyes en torno a la emergencia económica que el Ejecutivo termina de afinar y que ingresará al Parlamento en las próximas horas. Hay serias dudas por parte de la oposición.

Los empresarios ya habían planteado sus reparos. Desde la Unión Industrial Argentina (UIA), por caso, subrayaron en que la iniciativa podría ser contraproducente para la economía. “No es una herramienta para este momento, yo creo que va a haber una reactivación, una suerte de veranito, y la prioridad debe ser encender la producción”, planteó hace menos de un mes José Urtubey, vocal de la UIA.

Desde la CGT, por su parte, habían sido menos lapidarios. Aunque también se habían mostrado cautos. “Tenemos que hablar de sumar empleos y no de despidos. Los despidos se provocan por la caída de la actividad económica, que nos lleva a un círculo vicioso que cada vez se achica más. Si logramos ese punto de inflexión rápido y se detiene la caída de la economía, vamos a hablar de empleo y vamos a alejar seguramente los fantasmas», planteó Héctor Daer.

Retenciones

La segunda medida es el cambio en el régimen de retenciones a las exportaciones agropecuarias. En lugar de 4 pesos por dólar exportado, a partir de ahora se pagará una tasa fija de 9%.

La medida fue dispuesta por medio de un decreto publicado este sábado en el Boletín Oficial. Allí también se dio a conocer una resolución del Ministerio de Agricultura que va de la mano de la modificación: el cierre del registro en el que se declaran las exportaciones de granos y subproductos.

El esquema de retenciones vigente hasta hoy es parte de la herencia macrista. El anterior presidente impuso los 4 pesos por dólar en septiembre de 2018. Entonces el billete verde cotizaba en torno a los 38 pesos, con lo cual las retenciones equivalían a un 10%. Hoy, con el dólar al doble, representan la mitad.

El decreto fue firmado por Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Martín Guzmán; y el ministro de Agricultura, Luis Basterra. Este último fue quien firmó la resolución que cierra el registro de exportaciones.

Los dirigentes de las cámaras agropecuarias, atentos a las modificaciones que sabían, que venían ya habían manifestado su rechazo. Apenas conocido el cambio al esquema de retenciones empezaron a hacer oír sus críticas.

«No estamos para nada de acuerdo con la suba de retenciones. Es un impuesto totalmente agresivo y lo que hace es poner un pie encima del sector productivo. Es una medida totalmente desafortunada», dijo el presidente de la Asociación Agrícola de La Pampa, Víctor Tapié, en el programa “Radio Textual”.

Compartilo:

Deja tu comentario