Con más seguridad que para andar en moto: Jinetes podrían usar casco y chaleco protector en el Festival de Jesús María

714
Compartilo:

Santa Rosa (2b) –  La presidenta de la comisión del Festival Nacional de Doma y Folclore de Jesús María, Marcela Durán, consideró que se debe “actuar más rápidamente y resguardar» a los competidores. La intención es que no sucedan hechos como el que le causó la muerte a un jinete cordobés de 40 años en la madrugada del pasado martes, tras ser aplastado por su caballo al caerse de la monta y sufrir traumatismos en varias partes de su cuerpo.

Además, afirmó que “seguramente este hecho va a hacer que tomemos más en cuenta la seguridad y empezamos a actuar más rápidamente para resguardar al jinete y conservar nuestra cultura”, para lo que propuso como alternativa “el uso de casco y de chaleco, que ayudaría a resguardar y cuidar más a los jinetes”.

“Venimos trabajando como comisión directiva hace varios años junto a todas las fiestas gauchas para armar una asociación, en la que casualmente hemos decidido trabajar en resguardo de las tradiciones, en las buenas prácticas, y en el cuidado del jinete como también del animal”, agregó Durán en declaraciones a medios locales.

Durán lamentó lo ocurrido con Norberto Eric Cossutta, quien fue aplastado por un caballo mientras participaba de la jineteada, y dijo: “Es un hecho lamentable, estamos muy consternados y tristes, tenemos que estar con la fortaleza para poder sostener a la familia y sostener el Festival que nos llevó todo el año poder construir”.

La comisión del festival emitió un comunicado oficial informando que la muerte del jinete ocurrió a las 2:50 del 14 de enero en la sala de Terapia Intensiva de un centro asistencial de Jesús María.

El texto precisó que Cossutta murió a consecuencia de un politraumatismo toraco-abdomino-pélvico con múltiples fracturas severas e indicó que sufrió hemorragias masivas internas.

El jinete fue operado de urgencia y se le realizaron varias transfusiones de sangre y plasma para revertir el cuadro de hipotensión severa, pero luego de la cirugía presentó un «paro cardiorrespiratorio irreversible, no respondiendo a las maniobras de resucitación y produciéndose el deceso», indicó el comunicado.

El fiscal Ronan Sobejano, a cargo de la investigación por la muerte del jinete, dijo esta mañana a medios locales que la causa fue caratulada como ‘muerte accidental’, y aseguró que no está en sus planes suspender la competencia de doma, al sostener que en principio podría tratarse de un «accidente» propio del riesgo que representa la competencia.

No obstante, el funcionario judicial remarcó que se inició la investigación para determinar eventuales responsabilidades penales de tipo culposa, negligencia o imprudencia, y añadió que desde la Fiscalía se viene trabajando con las autoridades del Festival para tratar de minimizar los riesgos en la doma.

El último accidente fatal había ocurrido en la noche del 13 de enero de 2010 cuando el misionero Alfredo Espíndola falleció en similares circunstancias que Cossutta.

Compartilo:

Deja tu comentario