Esperá sentado a John Foos: Despedidos de Calzar no se “fueron satisfechos” de la reunión con Pedehontaá y sostienen que el gobierno no tiene “nada para ofrecerles”

480

Santa Rosa (2b)- Los ex trabajadores de Calzar mantuvieron una reunión con el ministro de Trabajo Marcelo Pedehontaá y  aseguraron que el gobierno va a “reevaluar” las ayudas sociales que recibían como respuesta a la incertidumbre de la llegada de John Foos para recuperar sus fuentes de trabajo.  “No nos fuimos satisfechos” dijeron representantes de los despedidos después de ser recibidos por el gobierno.

En este sentido, Elsa González, una de las representantes de Calzar, había adelantado que no eran buenas las señales tanto del Ministerio de Trabajo Nacional como provincial. “No tienen nada que ofrecernos”, resumió González quién además agregó que el gobierno quiere que “sigan esperando a John Foos” y agregó: “Ya no hay tiempo, ya no se puede seguir esperando”, dijo sobre la posible llegada de la empresa Jhon Foos, donde todavía no hay noticias de su arribo a la provincia, quienes se había propuesto utilizar la mano de obra desocupada de Calzar, cuando cerró en septiembre de 2018.

Por su parte, su par Mónica Iriarte, dijo que le sugirieron al ministro de Trabajo provincial, Marcelo Pedehontaá, a que revise la situación de cada uno de los despedidos, donde hay muchos que realizan otros oficios o emprendimientos, y ver de qué manera se los puede ayudar.  “Hay muchos compañeros que se quedaron esperando el crédito de microemprendimiento, pero hay mucha burocracia” sostuvo Iriarte, donde aclaró que muy pocos trabajadores pudieron sobre ponerse a la falta de empleo; incluso, los que intentaron emprender proyectos nuevos quedaron truncos frente al contexto económico actual.

Por último, a esta situación se le suma la falta de respuestas por parte del gobierno. “Los ministerios de Trabajo tanto provincial como nacional jamás se han ocupado de nosotros, nos tienen con la ilusión de una firma que no da señales de nada”, cuestionaron las representantes.

A mediados del año pasado un empresario argentino, propietario de la marca de zapatillas John Foos, dijo que estaba interesado en instalarse en Santa Rosa y tomarlos. Hasta se realizaron pruebas a los trabajadores, lo que generó una expectativa de reactivar la producción pero aún no hay novedades

Compartir:

Deja tu comentario