Vaca caliente: Pereyra afirmó que el «paro no es contra el gobierno» y responsabilizó a las empresas por los despidos en Vaca Muerta

159
Compartir:

Santa Rosa (2b)- Sigue el conflicto en Vaca muerta por la reapertura de paritarias y la reincorporación de los despedidos y por la falta de respuesta de la empresa. En este marco, el secretario general de Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, reafirmó su respaldo al equipo de Alberto Fernández y aseguró que la crisis laboral de Vaca Muerta es un «tema de las empresas». Hoy se realizó una multitudinaria asamblea en Rincón de los Sauces y participó la intendenta Norma Sepúlveda.

En este sentido, el sindicato de Petroleros Privados continuó hoy con las multitudinarias asambleas que planificó la semana pasada para informar a sus afiliados y preparase para el megaencuentro del próximo 23 de enero en el que prometen reunir cerca de 20.000 operarios en el centro neuquino.

«Hay medios nacionales que dicen que estamos armando un paro contra el gobierno nacional, pero no es contra ellos. Algunas empresas operan culpado a la organización sindical por la situación, como también lo hicieron contra mi persona y lo hacen para desviar la atención», expresó el secretario general del sindicato de Petroleros Privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa, Guillermo Pereyra, en la asamblea de Rincón.

Por su parte, la intendenta de Rincón de los Sauces, Norma Sepúlveda, acompañó a los directivos del gremio en la asamblea y expresó el apoyo a la organización.

“Estamos preocupados y acompañamos el reclamo para que no hayan despidos, creo que como lo hacemos en Rincón de los Sauces, todos los municipios de la provincia donde hay trabajadores petroleros deberían acompañar este reclamo», señaló Sepúlveda ante la multitud.

«No vamos a permitir ni un solo despido y el día 28, cuando caduqué la conciliación, si se activan los despidos va a haber un gran conflicto que va a costar mucho solucionarlo. Vamos  paralizar las tareas el tiempo que sea necesario», confirmó hoy el sindicalista.

El gremio esperaba ser convocado por las cámaras de empresas de servicio el viernes de la semana pasada, pero no fue así. Ante este escenario, Petroleros Privados se declaró en alerta y comenzó con las medidas.

Para los próximos días, los directivos del sindicato continuará con las asambleas en Buta Ranquil, Chos Malal, Cutral Co y Plaza Huincul. Este viernes, las autoridades de la organización sindical viajarán a Buenos Aires para reunirse con los ministros de Trabajo y Producción, Claudio Moroni y Matías Kulfas, para intentar destrabar el conflicto.

Compartir:

Deja tu comentario