Trece, que te parece: El Gobierno anunció un aumento segmentado en las jubilaciones mínimas y la AUH; un poco más para los que menos cobran

499
Compartilo:

Santa Rosa y Buenos Aires (2b) – El Gobierno anunció ayer por la tarde que los haberes mínimos de jubilados y pensionados, la AUH y las demás asignaciones familiares aumentarán un 13% desde marzo. La presentación estuvo a del presidente Alberto Fernández en una conferencia de prensa.

El incremento, que percibirá la totalidad de los beneficiarios del régimen general, esta compuesto por una suma fija de $1.500 más un monto del 2,3%. En ese sentido, el aumento es segmentado de acuerdo al ingreso del jubilado: en las jubilaciones más bajas el incremento será el equivalente al 13%, pero para la más alta será de 3,75%.

«Nos dispusimos desde el primer día a mejorar la situación de los que peor estaban y es lo que hicimos y seguimos haciendo. Es atender en este caso la situación de los jubilados», aseguró Fernández.

El mandatario hizo los anuncios en Casa de Gobierno, junto a los directores del PAMI, Luana Volnovich, y de la Anses, Alejandro Vanoli.

«Los jubilados estaban muy postergados a pesar de que se dijo que se pusieron fórmulas que los beneficiaban», ironizó el Presidente, que detalló que el 86,8% del total de los beneficiarios recibirá un aumento mayor al 11,56% que hubieran percibido con la fórmula de movilidad previa.

El Gobierno señaló que la suba acumulada de la jubilación mínima desde diciembre es del 18,8%, si se suman los bonos extraordinarios de 5.000 pesos de diciembre y enero y el incremento anunciado este viernes.

La jubilación mínima pasará así de $14.068 a $15.896, de acuerdo con lo anunciado. Para quienes perciben en torno a los $20.000, el aumento será de 9,8%; de $25 mil de 8,3%; de $30 mil de 7,3% y $35 mil de 6,6%.

Esa cifra de 13% que aumentarán las jubilaciones también se incorporará al haber de los 4,1 millones de beneficiarios de la AUH y de los 3,2 millones que reciben asignaciones familiares.

En ese sentido, aseguró que en los últimos años los jubilados fueron «perdiendo derechos a tener medicamentos adecuados para poder sostener su salud cuando así lo necesitaran», al igual que «derechos a tener ingresos adecuados frente a una Argentina que vivía una inflación del 53 por ciento».

A su turno, Vanoli resaltó que «por primera vez en décadas, en un Estado en crisis, la crisis no la pagan los más vulnerables» y también insistió que la «suspensión» de la fórmula jubilatoria «no fue hecha para hacer ajuste», sino que se contempló «un criterio de redistribución y solidaridad» para atender a ese segmento social en este «contexto de crisis» y que se puedan «mejorar y elevar en términos reales los haberes de los que menos tienen».

El director de la ANSeS confirmó también la creación de una comisión integrada por funcionarios, diputados y senadores para que determine la nueva fórmula de movilidad que «permita la sustentabilidad económica» y «garantice el poder adquisitivo en términos reales para los jubilados».

Vanoli cuestionó a la administración anterior por el estado «calamitoso» en el que encontraron el sistema previsional, con «un déficit del sistema de seguridad social del 0,5% del PBI y un Fondo de Garantía de Sustentabilidad que perdió el 70% en dólares».

También ponderó que hayan sido alcanzados por la medida los beneficiarios de la AUH, al señalar que la «pobreza infantil» representa el 51 por ciento de la pobreza, y que es «absolutamente justo y necesario que el Estado aplique los mayores recurso» a la «niñez que ha sido la más vulnerable» y a los jubilados «que más han sufrido las consecuencias de esta crisis».

 

Compartilo:

Deja tu comentario