Cansado del home working: La justicia rechazó el pedido de un abogado para ir a trabajar a su estudio

357
Compartilo:

Santa Rosa (2b)-  La jueza civil Adriana Pascual rechazó el pedido de un abogado que presentó una acción de amparo y una medida autosatisfactiva,  para que lo autoricen a trasladarse hasta su estudio y trabajar allí sin personal y sin atención al público. «Llevar toda la problemática laboral a su hogar, que no solo consiste en  realizar escritos sino también en atender el teléfono, lo que se encuentra fuera de la dinámica familiar», argumentó el abogado.

En este sentido, la Jueza al rechazar el pedido fundamentó detalladamente porqué no se cumplieron ninguno de los requisitos que se exigen para otorgar un amparo y una medida autosatisfactiva. En tanto, luego de analizar cada uno de los decretos y resoluciones dictadas por los Poderes Ejecutivos Nacional y Provincial señaló que se trata de una vía excepcional y restrictiva y que debe existir una “arbitrariedad e ilegalidad manifiesta” para otorgarlo.

Pascual, al referirse al requisito de arbitrariedad, expresó que “tampoco existe en este caso una interpretación caprichosa de la ley aplicable, que pudiera hacer pensar que la decisión del Poder Ejecutivo Nacional –y el Provincial que la avaló- fuera arbitraria o injusta”; remarcado que la ilegalidad y la arbitrariedad, para habilitar un recurso de amparo, deben ser “notorias, evidentes, obvias y probarse por sí mismas, sin necesidad de una investigación”, y agregó: «las medidas adoptadas por el DNU 297/20 fueron proporcionales y constitucionales ya que, a través de distintas excepciones, se permite la circulación de personas con tareas esenciales, como la asistencia a niños, niñas y adolescentes y a personas mayores o para satisfacer necesidades alimentarias, de limpieza y médicas en lugares cercanos”.

Por otro lado la magistrada hizo también mención específica a dos fundamentos del abogado para obtener el amparo. Por un  lado, respondió que “en el mismo lugar del amparista se encuentran todos los trabajadores, ya no solo de esta ciudad (Santa Rosa), sino del país; sean ellos profesionales liberales, que ejerzan un oficio, que  sean asalariados o que cuenten con trabajos precarizados (…) A todos los argentinos por igual les afectó la prohibición de no circular y el aislamiento en sus domicilios particulares, tanto en lo económico como en lo emocional y afectivo”.

Con respecto al planteo de que los escribanos fueron habilitados a trabajar, Pascual contestó que “a pesar del paralelismo que pretende realizar el amparista, lo cierto es que los escribanos no están autorizados a trabajar en sus escribanías regularmente, sino solamente a realizar aquellos actos específicamente determinados cuando se les presenten”.

Además, la Jueza aclaró que el abogado «no está privado de trabajar, solo que debe hacerlo en su casa. Las alegadas molestias o incomodidad que le provocan hacerlo allí (la afectación de su dinámica familiar) y no en su estudio jurídico, no alcanzan a configurar la violación de su derecho a trabajar, consagrado constitucionalmente en el artículo 14”, añadió Pascual.

“De todas maneras, y aún compartiendo que trabajando en nuestras casas se puede ver en cierto modo afectada la dinámica familiar (para quienes nunca llevan trabajo a sus casas), esa molestia o incomodidad se debe a que desde el Estado nacional y provincial se valoraron todos los derechos en juego con estas restricciones (…) y se priorizó el derecho a la vida y a la salud pública por sobre los demás derechos”.

Por último, respecto a las medidas autosatisfactiva alegadas por el abogado aseguró: «En este caso, ninguna urgencia fue invocada ni mucho menos acreditada (para autorizar al abogado a circular de su casa a su estudio para trabajar allí) –expresó la titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y de Minería N° 5 de Santa Rosa–. Tampoco explicó el incidentista cuáles son las consecuencias dañosas que le produce –o le producirá- la prohibición de circulación y el aislamiento obligatorio. Solamente alegó las molestias que le ocasiona trabajar en su hogar y la imposibilidad de hacerlo sin contar con sus papeles de trabajo y bibliografía».

 

 

 

Compartilo:

Deja tu comentario