No perdonan ni a las mascotas: Formalizaron a los que entraron a una casa y mataron un perro en Victorica

432
Compartilo:

Victorica y Santa Rosa (2b) – La justicia formalizó a dos hombres por diferentes delitos cometidos en Victorica, entre ellos matar a un perro que defendió a su dueño mientras lo estaban amenazando. El juez de control de Victorica, Carlos Roberto Espínola, formalizó a Carlos Javier Ávila por cuatro delitos y a Román Alfredo Ávila Molina por cinco. Para ambos lo hizo por amenazas agravadas, violación de domicilio, lesiones leves e incumplimiento del aislamiento obligatorio; y al segundo le agregó daño simple.

La formalización fue requerida por el fiscal Juan Marcelo Cupayolo, mientras que el defensor oficial, Edgardo Javier Trombicki, participó en la audiencia que, como viene ocurriendo durante la feria judicial extraordinaria, no fue presencial. Además el magistrado dispuso la prisión preventiva de los Ávila, aunque la sustituyó por arresto domiciliario por diez días, y les impuso una prohibición absoluta de acercamiento y contacto con la víctima.

A priori la fiscalía le atribuyó a los imputados que, estando en las inmediaciones de una vivienda situado en la calle 13, en Victorica, específicamente en la parte exterior que linda con el patio, Ávila Molina le apuntó con un arma de fuego al ocupante cuando se asomó al tapial y le dijo: “metete adentro porque te cago (sic) un tiro”.

Luego los dos entraron a la casa sin autorización y el propio Ávila Molina intentó agredir al damnificado con un cuchillo. En esas circunstancias un perro labrador se interpuso y lo mordió en una pierna. El agresor lo mató asestándole una puñalada; mientras tanto Ávila agredió a la víctima pegándole con un palo en la cabeza.

Paralelamente a todo ello, se les imputó haber violado el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Decreto de Necesidad y Urgencia 297/20 y prorrogado por el 325/20, dictados por el Poder Ejecutivo Nacional, en virtud de la pandemia declarada por el virus COVID-19.

Compartilo:

Deja tu comentario