Un gris y oscuro aniversario: Se cumplen 88 años de la histórica caída de ceniza volcánica en la provincia

1266
Compartir:

Chile y Santa Rosa (2b) – Hace 88 años, La Pampa vivía una de las más espectaculares caídas de cenizas volcánicas que afectó a casi todo el territorio, principalmente los campos y pueblos del norte provincial. El 10 de abril de 1932, el volcán Quizapú, ubicado en la cordillera de los Andes del lado chileno, entró en erupción convirtiendo el cielo en una noche eterna que duró al menos 3 días.

Limpieza de la Calle 20 en General Pico

Como si se tratara de nieve, centímetro a centímetro la ceniza comenzó a tapar calles, techos y sembrados en una provincia que crecía entre los ferrocarriles y sus primeras industrias. Las imágenes mas que elocuentes, muestran a un joven General Pico tratando de enfrentar este potente fenómeno natural.

Durante algunos días, el aire se tornó irrespirable y peligroso, las cenizas eran muy corrosivas y provocaban graves daños en los pulmones, por lo tanto muchos vecinos optaron por quedarse en casa. Las imágenes recopiladas en la Fototeca Bernardo Graff, muestra la ciudad de Pico mientras hombres y mujeres comenzaban con la limpieza de los espacios públicos y las calles. Parvas de ceniza, demuestran claramente el dantesco paisaje provocado.

Limpieza de los techos de la clásica concesionaria de Autos en General Pico.

La fotos pertenecen a la familia de Domingo Mauricio Filippini y su hijo Domingo, ellos fueron testigos y capturaron este histórico momento que afectó las zonas chilenas desde Rancagua a Chillan, mientras que en Argentina se vieron afectados Mendoza, La Pampa, Buenos Aires, Montevideo y hasta el sur de Brasil.

Los relatos de la época evocan días perfectamente oscuros, que aunque no se registraron víctimas fatales, si afecto a la producción agrícola ganadera. De hecho, cualquier pampeano puede actualmente cavar en el suelo de su patio y tras algunos centímetros seguramente encontrará los sedimentos de esta ceniza volcánica.

Comisionado de la Municipalidad de General Pico.

El suceso natural, fue una de los principales erupciones vividas por el país trasandino, y marcó a millones de ciudadanos chilenos y argentinos. Hasta el pintor argentino, Quinquela Martín, realizó un cuadro llamado «Cenizas volcánicas de Mendoza».

Por suerte, los documentos de la época relatan que por radio se informó de la erupción, por lo tanto la mayoría de los vecinos estaban alertados y manejaban información para evitar salir de sus casas y de asegurarse los alimentos y el agua; permitiendo que no se generara pánico. De hecho, se corrió el rumor de que podía servir como un pulidor para limpiar ollas y cacerolas, razón por la cual las amas de casa comenzaron a juntar ceniza en latas.

La productora de documentales y noticieros, British Pathé, publicó una breve filmación de la erupción del volcán Quizapú. Inmensas columnas de humo y ceniza se ven arrojadas a la atmósfera. Luego, arrastradas por las corrientes de aires, iban a terminar depositadas sobre La Pampa.

Fotografías: Fototeca Bernardo Graff

 

Compartir:

Deja tu comentario